Compartir
Velatorio de las víctimas de Pucará que recibieron disparos en la cabeza  / Foto: Archivo CVR
Velatorio de las víctimas de Pucará que recibieron disparos en la cabeza / Foto: Archivo CVR

Por: Redacción Spacio Libre / @spaciolibre

Un nuevo paso contra la impunidad. Los generales del ejército en situación de retiro Carlos Bergamino Cruz, Marco Antonio Ramos Cruz y Manuel Delgado Rojas, fueron condenados a 20 años de prisión por la muerte de ocho comuneros durante un operativo militar en el distrito de Pucará, provincia de Huancayo, región Junín, en el año 1989.

Según informó el Diario La Verdad «el colegiado «D» de la Sala Penal Nacional los halló responsables como autores mediatos del delito de homicidio calificado a raíz de este hecho».

Cabe señalar que el colegiado condenó a 18 años de prisión al civil Roberto Cruzada Yalopoma, quien facilitó a los militares la ubicación de los comuneros, así como a 19 años de prisión a otros 8 militares como autores materiales de la muerte de los comuneros.

Asimismo, los sentenciados deberán pagar la suma de 500 mil soles como reparación civil a los deudos de las víctimas. El tribunal consideró que la operación militar fue ilegal pues se usaron recursos del Estado de forma irregular para una actividad que terminó con la muerte de los comuneros. muerte a los comuneros.

El caso
Según el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación el 4 de noviembre de 1989, un grupo conformado por dos patrullas del Ejército pertenecientes al Batallón anti-subversivo Inclán, incursionaron en el distrito de Pucará, provincia de Huancayo (Junín), haciéndose pasar por miembros del grupo subversivo MRTA, y ejecutaron extrajudicialmente a ocho personas.

«De acuerdo al testimonio prestado ante la CVR por un ex integrante del Batallón anti-subversivo Inclán, en calidad de testigo bao reserva de identidad, dicho batallón habría sido creado por el General EP Juan Briones Dávila, en ese entonces Jefe de la División de Fuerzas Especiales
(DIVFFEE), y se formó con la finalidad de realizar operaciones especiales en zonas de emergencia. Según señala este ex miembro del Ejército “(…) en los (…) meses que estuve prestando servicios en la Unidad pude notar que el Batallón estaba de 3 a 4 meses en una zona, aniquilaba y luego regresaba al Cuartel 9 de Diciembre (…)”.

«Los efectivos del Ejército habrían ingresado a Pucará con una lista conteniendo los nombres de las personas a quienes debían ubicar y ejecutar. Así, irrumpieron en las viviendas de algunas de ellas mientras que a otras las detuvieron en las calles, lo cual se realizó con la ayuda de dos informantes. Uno de estos informantes ha sido identificado como Roberto Cruzada Yalopoma, alias “Rompe”, quien era poblador de Pucará y cumplió un rol muy importante en el operativo pues sirvió al Ejército en la identificación y ubicación de las víctimas, las cuales serían ejecutadas en diversas circunstancias.

La primera patrulla, habría asesinado a Paulino Cabezas Cóndor, Raúl Cabezas Cueva, Leoncio Orihuela Medrano, Máximo Pérez Ureta, Gladis Poma Vila y a Madeleni Poma Vila, habiendo sido el autor el entonces Teniente EP Marco Antonio Llontop Jesús. Por su parte, la segunda patrulla, al mando del Capitán Miguel Puente Millán, habría asesinado a Isauro Valdez Rojas y a Nilo Cayo Castillón Laveriano».

Todo el caso aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + 9 =