Proponen cursos sobre equidad de género en Academia de la Magistratura para evitar violencia contra la mujer.
Compartir
Proponen cursos sobre equidad de género en Academia de la Magistratura para evitar violencia contra la mujer.
Foto: Internet

Lima, Perú (Spacio Libre).- Las denuncias y casos de violación sexual contra las mujeres son, lamentablemente, el pan de cada día en el Perú. Frente a ello, las acciones para evitarlo aún no logran un efecto contundente. No obstante, ha sido lanzada una propuesta para institucionalizar el enfoque de género en cursos de formación fundamental de magistrados y magistradas como una medida para prevenir más casos de violencia.

Jeannette Llaja, directora de DEMUS, organismo que vela por la defensa de los derechos de la mujer, ha calificado como un paso importante que el pasado 21 de febrero, la Procuraduría Supranacional de Derechos Humanos haya solicitado al Presidente del Consejo Directivo de la Academia de la Magistratura (AMAG), Carlos Ramos Heredia, la incorporación de cursos, seminarios y talleres relativos a Género y Justicia en los Programas de la Línea de Formación Fundamental y/o Formación Especializada que imparte la AMAG a jueces, juezas y fiscales a nivel nacional.

La medida se tomó en el marco del compromiso suscrito en el Acuerdo de Entendimiento del 3 de noviembre de 2012 por el Estado peruano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Proponen cursos sobre equidad de género en Academia de la Magistratura para evitar violencia contra la mujer.
Foto: Internet

La iniciativa responde también a lo expresado por la misma CIDH al sostener que los Estados deben actuar de manera eficaz ante las denuncias de este tipo. “La estrategia de prevención debe ser integral, es decir, debe prevenir factores de riesgo y fortalecer las instituciones para proporcionar una respuesta efectiva a los casos de violencia contra la mujer”, refiere.

De esta forma se espera que las agresiones físicas, psicológicas, abusos sexuales y feminicidios que afectan a las peruanas disminuyan e incluso desaparezcan.

Vale mencionar que entre el 2000 y el 2009 se registraron 58 mil 874 denuncias por violaciones sexuales contra mujeres. Mientras que en 2011, 14 de las 120 víctimas de feminicidio en el Perú murieron luego de haber presentado una denuncia y más del 90 por ciento de los procesos judiciales sobre delitos sexuales fueron archivados, debido en gran medida a la persistencia de prejuicios y estereotipos de género en los operadores de justicia.

Por: Gonzalo Junco / @Gonzalo_Junco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − trece =