Compartir

Por: Brighit Cornejo Luyo
@Brockslife

Perú presenta la mayor tasa de denuncias por violación sexual en América Latina, donde 4 de cada 5 casos fueron perpetrados a menores de edad y al menos 90 de cada 100 embarazos de niñas, que bordean los quince años de edad, fueron causados por el padre, hermano o familiar cercano.

“Déjala decidir” es una iniciativa que desde 2012 busca despenalizar el aborto en caso de violación sexual, inseminación artificial y transferencia de óvulo fecundado no consentida. Organizaciones como: Flora Tristán, Manuela Ramos, DEMUS y PROMSEX, forman parte de este frente que logró reunir más de 60 mil firmas a nivel nacional, bajo el Proyecto de Ley 03839/2014 IC que busca modificar el artículo 119 del Código Penal que señala al aborto terapéutico como único medio permitido en Perú, en caso que la vida de la gestante esté en peligro o afecte su salud.

El artículo 120 del Código Penal encarcela un período de 3 meses, como mínimo, a dos años, como máximo, a las que abortan, así hayan sido violentadas sexualmente. El Proyecto de Ley plantea derogar este artículo y, a su vez, incluir servicios integrales que ayuden a las mujeres a retomar su proyecto de vida.
A pesar que la iniciativa fue presentada a la Comisión de Justicia en octubre del 2014, y que el plazo de 120 días está ad portas de terminar, el Congreso aún no la debate.

“El congresista Juan Carlos Eguren, presidente de la Comisión de Justicia, no ha citado hasta el momento a ninguna de las autoras del proyecto de ley para sustentarla”, sostuvo la directora y coordinadora de DEMUS, María Ysabel Cedano.

“La aprobación del proyecto eliminaría la informalidad con que las mujeres abortan en condiciones inseguras y letales para su salud”, añadió.

Por otro lado, para Cecilia Olea Mauleón, coordinadora del Programa de Derechos Sexuales, el Estado no tiene políticas de prevención contra las violaciones sexuales por ello el aborto es la única opción para las adolescentes.

Por estos días se publicó en las redes sociales un video, a modo de campaña publicitaria, que fue criticado por un gran sector de la ciudadanía al colocar como “imagen” a personajes de la farándula con el fin de sensibilizar a la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − doce =