La Gran Estafa. El sobrecosto del bypass de Castañeda y la jugada de OAS

Pese a todo la comuna limeña sigue terca y avanza la obra del bypass / Foto: El Comercio

Compartir

Ni siquiera han cumplido un año y ya tienen más de un lío. La gestión de Luis Castañeda Lossio cuenta con una de sus primeras denuncias de sobrevaloración de costos en su «obra símbolo»: El  bypass de 28 de Julio. Una obra iniciada en tiempo récord, pero que ya habría sido negociada con OAS a finales del año pasado: SIN ALCALDE PROCLAMADO.

bypass el comercio 2

 Por: Francisco Pérez García
@franco_alsur

El portal IDL-Reporteros reveló que el famoso bypass de 28 de Julio, construido al caballazo por la gestión solidaria ha generado ya un sobrecosto en las obras de la más polémica construcción de Castañeda Lossio.

Pero no solo es cuestión de costos, la investigación de IDL-R ha descubierto que la empresa OAS, implicada ahora en casos de corrupción en Brasil, la hizo larga para firmar el contrato del proyecto Río Verde que formaba parte de Vía Parque Rímac, la obra modificada durante la gestión de Villarán de la famosa Línea Amarilla de Castañeda y que incluso habrían negociado el bypass antes de la proclamación del nuevo alcalde limeño que iba a su tercer período.

VAMOS POR PARTES

IDL-R recuerda que en noviembre de 2009, durante la segunda gestión de Castañeda concesionó el proyecto Línea Amarilla con la empresa LAMSAC, socia de la constructora brasileña OAS:

Recuerda el portal lo siguiente

Tal fue la envergadura del proyecto (una inversión de 570 millones de dólares), que a la firma del contrato asistió el entonces presidente de OAS, José Adelmário Pinheiro, hoy encarcelado y sentenciado por corrupción en el marco de la investigación Lava Jato.

Sin embargo, como ya se sabe, en el 2011 la gestión de Susana Villarán hizo cambios al proyecto original, y lo modificó para generar una serie de obras con el fin de mejorar los alrededores del río Rimac. Le cambió el nombre a Vía Parque Rímac e incluyó la creación de 25 hectáreas de áreas verdes. La obra pasó a costar 700 millones de dólares.

Río Verde. El proyecto que nunca fue / Imagen: El Comercio
Río Verde. El proyecto que nunca fue / Imagen: El Comercio

LA BAIPASEADA A RITMO DE SAMBA

«Recién en febrero de 2013 se incluyó un adendo al contrato de concesión del proyecto Línea Amarilla entre la municipalidad y la compañía, que entre otras cosas disponía la creación de un fideicomiso de 74.5 millones de dólares, con el que se financiaría el proyecto Río Verde, que estaba contemplado dentro de Vía Parque Rímac.

Después de un año de negociaciones entre la municipalidad y la empresa, en octubre de 2014 estuvo lista la versión final del contrato de obra del proyecto Río Verde, según un acta del Fondo Metropolitano de Inversiones (Invermet), que entonces gerenciaba el proyecto. Es decir, todos los acuerdos estaban dados y solo faltaba que la constructora firme el contrato para que empiecen los trabajos.»

La firma nunca llegó. OAS la hizo larga e INVERMET, hizo un reclamo para buscar una empresa nueva que se encargue del tema. Ya era tarde, Villarán había perdido las elecciones, Castañeda se preparaba para su tercer gobierno y la empresa OAS ya preparaba un negocio más apetecible que poner arbolitos al lado del Rímac o beneficiar a la población ashaninka que vive aún sobre un relleno sanitario.

Castañeda, en el 2009, con el entonces mandamáss de la brasilera OAS José Adelmário Pinheiro. Hoy preso por corrupción / Foto: Andina
Castañeda, en el 2009, con el entonces mandamáss de la brasilera OAS José Adelmário Pinheiro. Hoy preso por corrupción / Foto: Andina

LA OBRA SOLIDARIA

Grande fue la sorpresa de los limeños cuando empezaron a romper los alrededores de la avenida 28 de Julio en el cruce entre las avenidas Arequipa y Garcilazo. De nada valieron las protestas y las acampadas. Iba a construirse un bypass y la obra iba sí o sí.

El financiamiento, saldría del fideicomiso de 75 millones de dólares destinado al Río Verde que nunca se firmó. Y ahí viene ya no la samba sino el bossa nova que iba a mecer a medio mundo.

Pese a todo la comuna limeña sigue terca y avanza la obra del bypass / Foto: El Comercio
Pese a todo la comuna limeña sigue terca y avanza la obra del bypass / Foto: El Comercio

IDL-R informa sobre un hecho hasta ahora no conocido

«En la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto del baipás presentada en marzo pasado por la municipalidad al ministerio de Transportes y Comunicaciones y aprobada en abril, figuran dos estudios: “el plano de especies arbustivas” y “el conteo de volúmenes vehiculares”. El primero se hizo bajo la supervisión de OAS, y el segundo a pedido de esta. ¿Qué tienen de particular? Ambos fueron hechos en diciembre del 2014.

Es decir, aún no terminaba el período de Susana Villarán y OAS ya estaba preparando estudios -por lo bajo- para un proyecto que se realizaría durante el mandato del recién electo Castañeda. Pocos meses después, en marzo de este año, empezó la construcción del baipás

¿Por qué OAS la hizo larga con la firma de Río Verde? ¿Ya había conversado con la gente de Solidaridad Nacional? ¿Por qué empezó a hacer planes ambientales si todavía ni se había proclamado al nuevo alcalde?

Hasta el cerco está sobrevaluado / Foto: El Comercio
Hasta el cerco está sobrevaluado / Foto: El Comercio

LOS PRESUPUESTOS INFLADOS

Tal como pasó con el Metropolitano, una obra sobrevalorada e incompleta, cada paso de la construcción de este bypass ha tenido un «adicional» en el presupuesto. Para el retiro de los grifos que se hicieron, tal como informó El Comercio, sin el permiso del Ministerio de Energía y Minas, vino el primer sablazo presupuestal

«en el presupuesto del contrato de la obra firmado el pasado 17 de marzo por la Gerencia de Promoción de la Inversión Privada de la municipalidad de Lima y OAS, el costo era otro: 427 mil 462 dólares. Al cambio promedio de marzo de este año, poco más de 1 millón 320 mil soles.

En otras palabras, el presupuesto de OAS para el retiro de los tanques es diez veces mayor que el que presentó la municipalidad al ministerio de Energía y Minas por el mismo concepto.

¿Por qué esta enorme diferencia presupuestaria?

Una posibilidad es que la municipalidad haya subvaluado el precio debido a la garantía que esta debía pagar por el plan de abandono. Esto equivale al 75 por ciento del monto total del plan. Sirve para cubrir posibles incidentes de contaminación, de acuerdo al Decreto Supremo 039-2014-EM.

Otra alternativa es que el presupuesto del contrato de OAS haya sido sobrevaluado. Pero es difícil determinar el costo real del retiro de tanques ya que, tal como lo señaló la Contraloría en su informe del pasado 12 de mayo, el presupuesto de la obra “no está sustentado en planos, especificaciones técnicas, metrados, entre otros”. Esta falta de información técnica “no permite determinar la razonabilidad del costo de la obra (…) y del plazo de ejecución de la obra estimada”.»

Y eso no es todo, hasta el cerco que tenemos que ver al transitar por ahí está sobrevalorado

«Según el contrato firmado por la municipalidad y OAS, se trata de un cerco de metal de 1,864 metros de longitud hecho con planchas acanaladas de 2.70 metros de altura.

El presupuesto, que incluye instalación del cerco, es de 303 dólares por metro lineal, por lo que el costo total es de 564 mil 792 dólares.

Sin embargo, al consultar a tres empresas especializadas en fabricación de mallas y cercos metálicos, estas indicaron que el precio promedio por metro lineal no supera los 320 soles (103.6 dólares al tipo de cambio promedio de marzo, de 3.09). Es decir, el precio en el mercado es casi la tercera parte de lo presupuestado por OAS.

El cerco no solo está sobrevalorado. IDL-R constató que el cerco que actualmente protege las obras del baipás no es de plancha acanalada sino lisa, que es más barata que la primera.»

Y hasta el sembrado de áreas verdes está por encima del costo de mercado

«En el rubro de paisajismo del presupuesto se encuentra el ítem de sembrado y suministro de césped americano. El metro cuadrado está presupuestado en 13.52 dólares. Al ser 1,334.6 metros cuadrados, el total para el césped es de 18 mil 043 dólares.

Al preguntar por el precio del césped americano en dos viveros y una empresa especialista en jardinería, el costo por metro cuadrado no sobrepasa los 16.80 soles, incluyendo transporte, preparación de terreno e instalación.

En este caso, el costo presupuestado por OAS equivale a dos veces y medio el precio del mercado.»

Pintado de sardineles. No, no se pasen, ¿también ahí? Sí. Esto es lo que dice IDL-R

«En otro punto del contrato figura el pintado de sardineles, presupuestado en 14.35 dólares por metro. Son 512.82 metros, por lo que el total es de 7 mil 358 dólares.

En la revista Costos de septiembre pasado –publicación de referencia de los precios unitarios de materiales y mano de obra para construcción– figura que el costo para el pintado de sardineles es de 14.80 soles por metro. Una vez más, el presupuesto de OAS es casi tres veces más que el precio aproximado en el mercado.

Solo en estos tres ítems (cerco, césped y pintado de sardineles) el sobrecosto del presupuesto del baipás es mayor a un millón 197 mil soles.«

Y como siempre, el mudo sigue mudo, OAS brilla por su ausencia y nadie explica nada. Y mientras el señor Castañeda sigue haciendo lo que quiere sin que nadie se lo impida.

Así andamos limeño. Un alcalde que te mete una obra al caballazo y que ya había sido negociada antes del nombramiento del alcalde, saboteando un proyecto de la autoridad saliente… y Lima, que se siga fregando.

ACTUALIZACIÓN 30 de octubre 3:30 pm
Spacio Libre obtuvo el documento remitido por OAS a la Municipalidad de Lima con el monto detallado de los costos de esta obra. El documento confirma las cifras reveladas por IDL Reporteros.

Planilla de Precios Unitarios By Pass 28 de Julio

4 pensamientos sobre “La Gran Estafa. El sobrecosto del bypass de Castañeda y la jugada de OAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *