Compartir
Foto: Luis Pacheco (Spacio Libre)
Foto: Luis Pacheco (Spacio Libre)

Por: Javier Contreras Martínez
@javier_contmar

Hoy Francia amaneció distinta, cambiada. Atrás quedó la proclamada capital de los derechos humanos, cuna de la democracia moderna, cenáculo de la pluralidad y del respeto a las libertades personales, admirada por aquella revolución que engendró la independencia del mundo. Francia ha perdido todo el brillo de tales distinciones, a causa de un grupo de terroristas que irrumpieron en la sede del semanario Charlie Hedbo y acabaron con la vida de 12 personas, entre ellos el director de la publicación y 3 periodistas.

L.N. (*) estudiante peruana en París, narra con particular precisión el asunto. «Desde que llegué a Francia, hace casi 4 años, me percaté de una particular xenofobia a las personas de origen islamita, diferente al rechazo o distancia que también toman con los latinos. Quien diga que en Francia hay tolerancia hacia las otras razas miente, por el contrario, hay un fuerte racismo, siempre presente, creo que no solo en las escuelas o universidades, sino que también en los hogares. Pero los latinos hemos sabido compenetrarnos en la cultura de los franceses, ese es el gran problema de los musulmanes, son muchos por aquí, y quieren mantener sus costumbres, su religión, su lengua, a la fuerza, entonces hay dos bandos que se enfrentan con fuerza, con ofensas y sin argumentos», declara.

Y agrega que en ese contexto, hay un rechazo «como a quien le apesta algo» departe del que tiene apellido francés hacia quien tiene apellido árabe o islámico «El semanario donde sucedieron las muertes, era uno de esas publicaciones que contribuía a que este odio se mantenga, con mucha mofa se burlaban o ironizaban de cosas que para los musulmanes son sagradas como el Corán, Mahoma o Alá, incluso le daban figura a Alá lo cual es un gran pecado en su religión y uno solía oír como se sentían ofendidos por tal publicación», y agrega que desde hace un tiempo este semanario ha estado recibiendo amenazas, las que frente a la terquedad de los periodistas y caricaturistas que persistieron en su crítica no solo a los musulmanes, sino a toda manifestación política, religiosa o intelectual que les desagrade, ayer se consumaron.

¿Y cómo está Francia ahora mismo? – le pregunto-

«Temblamos de miedo»- asevera- la policía ronda las calles y todos los que tienen rasgos musulmanes son potenciales terroristas, y con la muerte del policía hoy, se ha agravado más la situación. «Todos hablan que estamos expuestos a más atentados», sentencia.

La postura de L.N. es compartida por otros peruanos que viven en París:

Captura de pantalla del Facebook oficial de la escritora Patricia de Sousa
Captura de pantalla del Facebook oficial de la escritora Patricia de Souza
Captura de pantalla del Facebook del escritor Diego Trelles
Captura de pantalla del Facebook del escritor Diego Trelles

Sin embargo, la figura de los musulmanes extremistas, que son capaces de matar a quien sea a cambio de su fe no es compartida por todo los que profesan esta religión, de hecho, hay muchos que rechazan los actos terroristas de ayer, J.S. es una de ellas, vive en Francia desde hace 18 años, es hija de padres egipcios que la trajeron a París cuando tenía 2 años y para ella «Alá no hubiera querido que en su nombre se perpetren tales asesinatos»

«Alá es un Dios justo, Él ama a todos los hombres, incluso a los infieles que no creen, por culpa de los que se confunden y matan en su nombre, aquí la gente nos rechaza por sus actos y creo que ese racismo se podría evitar si fuéramos más abiertos, más dialogantes, si no existieran esas personas que se han inventado esa frase «guerra santa» que insulta el Santo Nombre de Alá», expresa rotunda

¿Puedes caminar por la calle tranquila?

«Claro que no, todos me miran y ven que soy de origen musulmán y se alejan, piensan que soy terrorista o que mis padres lo son. Eso es terrible», manifiesta.

El mundo se pone de pie

Vigilia realizada en Miraflores en solidaridad con periodistas franceses asesinados / Foto: Luis Pacheco (Spacio Libre)
Vigilia realizada en Miraflores en solidaridad con periodistas franceses asesinados / Foto: Luis Pacheco (Spacio Libre)

 

La noche de ayer, fue realmente una de esas en la que el mundo fue solidario, en la que un hecho hizo que todos nos paralicemos y comprendamos que no solo Francia está de luto, sino que todos los seres humanos que buscamos y defendemos las libertades fundamentales lo estamos y por eso en distintas plazas del mundo hubo concentraciones, vigilias, y el Perú no fue exento  de esta solidaridad mundial, en el parque Kennedy en Miraflores, fue el escenario donde se visibilizó el sentir de los peruanos.

Desde Spacio Libre, sentimos la muerte de los colegas periodistas en Francia, nos aunamos a las muestras de condolencia y dolor, condenamos que bajo el pretexto de ideologías religiosas se ejecuten delitos tan graves como el homicidio de intelectuales de primer nivel, y hacemos votos porque ni en Francia, ni en ninguna otra parte del mundo se vuelvan a cometer actos terroristas de este calibre y nos quedamos con esta frase de Voltaire:

_MG_8011-ret
Foto: Luis Pacheco (Spacio Libre)

(*) Por razones de seguridad y a pedido de las entrevistadas no hemos colocado sus nombres, solo sus iniciales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − 13 =