Compartir

Una carta y el uso de una nota de prensa, son las armas del rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, para seguir haciendo dentro de esta casa de estudios lo que mejor le parezca. Una más de Pedro Cotillo.

Pedro Cotillo / Foto: Andina
Pedro Cotillo / Foto: Andina

Por: Francisco Pérez García
@franco_alsur

Pedro Cotillo, rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), la «Décana de América», debe ser una de las autoridades universitarias más resistidas a nivel de esta comunidad, sobre todo por los estudiantes y exalumnos sanmarquinos que le reclaman ser el responsable de más de una decisión errónea al interior de esta casa de estudios, además de haber instaurado un sistema administrativo basado en el pago de favores, componendas y arreglos con sectores cercanos a su gestión.

En el 2012, Cotillo fue acusado por los estudiantes de montar un fraude para beneficiar a su entorno en la elección de representantes del Tercio Estudiantil. Asimismo, el rector sanmarquino ha sido uno de los principales opositores a la Ley Universitaria al considerar que esta norma violenta la autonomía de las universidades, sin embargo su principal preocupación es dejar el cargo.

En fechas más recientes, en julio de este año, los estudiantes también lo acusaron de boicotear la elección de representantes para la Federación Universitaria, luego que se produjeran «inesperados» cortes de luz. Es decir, Cotillo siempre ha estado en el ojo de la tormenta.

AHORA ES CULPA DE «EL NIÑO»

Pero la más reciente perla de Pedro Cotillo, tiene que ver con un fenómeno natural, que según una comunicación remitida por su despacho a los directores de las escuelas académicas, podría afectar el normal desenvolvimiento de las clases en el campus sanmarquino.

Según el oficio circular 05-2015 al que Spacio Libre tuvo acceso, Cotillo Zegarra informa lo siguiente:

«que dada la amenazadora presencia del Fenómeno El Niño y con la finalidad de resguardar la seguridad e integridad física de los docentes, estudiantes y personal administrativo, este Despacho sugiere que en el más breve plazo evalúe la implementación de acciones preventivas que permitan resguardar la seguridad e integridad física de los docentes, estudiantes y personal administrativo, así como seguir el lineamiento presentado por el Ministerio de Educación de que las actividades académicas concluyan en el mes de noviembre

Es decir, Cotillo se preocupa por la seguridad del personal y de los estudiantes y sugiere terminar todo en noviembre. Pero ¿de qué manera El Niño puede afectar al campus universitario? Seguramente las lluvias intensas pueden inundar los salones, o el incremento de la temperatura haría más que bochornosas las clases ¿no?

Oficio remitido a las EAP de San Marcos / Foto: Spacio Libre
Oficio remitido a las EAP de San Marcos / Foto: Spacio Libre

Pero, vamos por partes. Cotillo, basa su «preocupada» decisión, primero por los efectos que podría causar «El Niño» en el campus. Cosa extraña cuando en Lima, los efectos más intensos serían por el incremento del calor y tal vez por las persistentes lloviznas.

Pero, ya, asumamos que es una preocupación porque podría afectarse el patrimonio universitario. Lo que no entendemos es por qué se basa en una nota del Ministerio de Educación, fechada el 11 de septiembre, (que adjunta a la comunicación) y que a la letra dice:

Dada la inminente presencia del Fenómeno El Niño y con la finalidad de resguardar la integridad de toda la comunidad educativa de trece regiones del país, el Ministerio de Educación (Minedu) remitió hoy una comunicación a los gobiernos regionales recomendándoles evalúen rápidamente recalendarizar las horas de clase para culminar el 30 de noviembre el año escolar.

(…) Piura es la primera región que ha tomado la decisión de adelantar el fin de las clases, razón por la cual cuenta ya con el compromiso de asistencia técnica del Minedu.

En las otras 13 regiones, el Minedu advierte la necesidad de que las direcciones regionales de educación (DRE) y sus respectivas unidades de gestión educativa local (UGEL) evalúen, en el plazo más breve posible, la implementación de esta medida como una acción preventiva ya que permitirá resguardar la integridad de los escolares y los docentes.

Nota de prensa del ministerio de Educación que recomienda suspensión de clases escolares en el mes de diciembre / Foto: Spacio Libre
Nota de prensa del ministerio de Educación que recomienda suspensión de clases escolares en el mes de diciembre / Foto: Spacio Libre

A ver, en efecto el Ministerio de Educación publicó una nota de prensa donde recomienda adelantar el cierre del año escolar en 13 regiones del país que podrían verse afectadas por el fenómeno El Niño. Repetimos AÑO ESCOLAR. Escolar señor Cotillo, no UNIVERSITARIO… ESCOLAR. 

¿Por qué Cotillo remitiría una comunicación pidiendo adelantar el cierre del año universitario usando la recomendación que el MINEDU dio a los colegios de trece regiones?

¿Por qué Cotillo le remitió la comunicación solo a los directores de las Escuelas Académicas y no a los decanos de las facultades, según nos informan fuentes sanmarquinas?

¿Será que Cotillo no quiere que se instale en diciembre la Asamblea Estatutaria que dará pie a las elecciones del Consejo Universitario y por ende a la elección de nuevas autoridades, incluyendo un nuevo rector?

¿Por qué será señor Cotillo?

 

Un comentario en «La última de Cotillo en San Marcos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × dos =