Compartir
Foto: Internet
Foto: Internet

*** EDITORIAL *** / @spaciolibre

El 14 de febrero se supone que era la fecha perfecta para pasar un día increíble con él. Pensaste que al fin podrías compartir un momento grato, sentirte querida, adorada, nuevamente el centro de atención de sus caricias y sus mimos. Este 14 de febrero soñaste con rosas, música agradable, sonrisas y un cálido “te quiero” en el oído.

Es 14 de febrero y las rosas adornan una mesa al lado de tu cama de hospital, la música agradable es sólo la voz de las enfermeras que no entienden como terminaste ahí, las sonrisas no aparecen ni por asomo y el “te quiero” nunca llegó. Él y sus amigos pensaron que sería divertido, creyeron que esos tragos de más te harían feliz, creyeron que sus cuerpos te harían sentir mujer. 

El día de los enamorados, será para muchas mujeres en el mundo un día más, que no tendrá nada de celebración, se estima que una de cada 3 mujeres es maltratada o violada en algún momento de su vida, lo cual hace cifras espantosas en el mundo.

Foto: Internet
Foto: Internet

El maltrato y la violación son herramientas utilizadas como instrumentos de dominio y de permanente pisoteo de derechos. Es el instrumento de los llamados “hombres” para hacerse “sentir” en condición de superioridad.  Algunos lo ven como algo normal, total “a ellas les gusta”, “para eso se visten así”, “si baila así es porque quiere algo”.

Esas actitudes “provocativas” no son una justificación para una violación, así como tampoco lo es un “error” la excusa para  el golpe cobarde, el insulto artero.

La campaña “Un billón de pie” es otra estrategia mediática para llamar la atención sobre el constante ataque que sufren las mujeres en el mundo, mientras las leyes contra el feminicidio demoran en salir, mientras los policías siguen mirando con mala cara a la mujer maltratada.

Nos queda a nosotros, gritar, protestar (o en este caso bailar) para decirle a las mujeres, que no están solas, que de alguna forma somos conscientes de lo que ocurre, que aunque no pase nada en el resto del mundo, nosotros estamos atentos. ¿Sirve de algo? Tal vez es posible que no se sientan solas, tal vez sea el impulso que necesitan para tomar valor, denunciar y pelear por sus derechos. (Ojo, con el tal vez).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 4 =