Compartir

Lima, Perú (Spacio Libre/con información de La República).- Un ciudadano peruano de unos 46 años, cuya identidad se guarda en reserva, fue detenido en el Reino Unido «como sospechoso de crímenes contra la humanidad y tortura en su país entre los años 1984 y 1993», según reveló la ONG británica «Aegis Trust» fuentes policiales.

En información de la Agencia EFE, recogida por La República, se señala que un portavoz de Scotland Yard aseguró que el arresto se produjo el último martes en la localidad de Tiverton, en el condado de Devon (suroeste de Inglaterra), y que el detenido fue trasladado a una comisaría para ser interrogado.

Sin embargo, de acuerdo al portal ABC, posteriormente fue puesto en libertad bajo fianza con la obligación de presentarse en la estación central de policía de Londres, en fecha no determinada, el próximo mes de julio.

No revelarán identidad

La policía explicó que se llevaron a cabo registros en un domicilio particular y en una empresa de Tiverton, y que la identidad del sospechoso no se dará a conocer hasta que no se le imputen formalmente los cargos, como establece la ley británica.

Asimismo, el portavoz agregó que el arresto, que puede tener que ver con el conflicto armado entre el Estado y Sendero Luminoso, se produjo gracias a la legislación en vigor en este país desde el 2010 para perseguir este tipo de crímenes.

La nueva legislación permite que los residentes en el Reino Unido puedan ser perseguidos por abusos de los derechos humanos cometidos con anterioridad al año 1991.

Hasta la enmienda en abril de 2010 de la Coroners and Justice Act de 2009, sólo podían ser procesados quienes hubieran cometido este tipo de crímenes a partir del año 2001.

Rumbo correcto

Nick Donovan, director de campañas del grupo de defensa de los derechos humanos Aegis Trust, expresó su confianza en que este arresto sea un paso en la dirección correcta.

Desde su punto de vista, residen en el Reino Unido unas 250 personas sospechosas de haber participado en crímenes de guerra y genocidio, por lo que «el cambio en la ley es un cambio muy positivo».

«Envía un claro mensaje a esa gente de que si han cometido crímenes de guerra, hay una alta probabilidad de que sean perseguidos», manifestó el portavoz de esta organización. (Con información de Efe)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − 10 =