Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por: Javier Contreras /  @Javiperiodismo
Vilma Huertas / @Vilma_Lu

La mítica avenida Larco, en Miraflores, al menos por la noche de ayer, fue el centro de la cultura y del arte peruano, pues el pintor peruano Fernando de Szyszlo presentó ante una nutrida concurrencia una exposición de sus más recientes obras.

La colección compuesta por una veintena de cuadros, aborda el estilo abstracto desde la perspectiva de Szyszlo con tópicos eróticos, de la vida misma.

Entre los asistentes se cuentan jóvenes que con los ojos muy abiertos expresaron su admiración por las pinturas, es impresionante como un octogenario, mediante el arte, puede encandilar a estas frentes jóvenes que, por unos minutos, abandonaron el frenesí en el que viven para dejarse absorver por la profundidad de la pintura.

De Szyszlo y su entrañable amigo Vargas Llosa / Foto: Javier Contreras / Spacio Libre

Un vigoroso grupo de adultos contemplaban la muestra, muchos de ellos han crecido junto a la obra de Szyszlo y juntos han llegado a la madurez, a la plenitud.

Entre la muchedumbre, noto a una mujer de aspecto no tan señorial como el resto de damas asistentes, está parada frente a un cuadro, impávida, no atina más que a admirar el óleo.

-¿ Por qué le llama la atención este cuadro?
– No lo sé, me responde sin siquiera poder mirarme a los ojos, tiene un imán que me atrapó.

Foto: Javier Contreras / Spacio Libre

Supongo que es ese mismo imán que trajo hasta la galería a auténticas personalidades: Mario Vargas Llosa, Juan Ossio, la embajadora de Brasil, entre otras figuras.

Para Juan Ossio, reconocido antropólogo y ex ministro de Cultura, esta es una de sus mejores exposiciones de pinturas vista en el Perú, porque mezcla lo abstracto y lo nacional con combinaciones de colores, y con su magnifico claro oscuro: “Él recoge el arte abstracto de las antiguas culturas, particularmente del horizonte medio que tiene una serie de colores que nos incorpora en sus cuadros, de tal manera que resulta un tipo de pintura donde lo auténticamente peruano esta presente, no de la manera que hicieron los indigenistas, es un indigenismo de lo abstracto con los abstractos”, declaró.

El escritor Alonso Cueto definió que Szyszlo nos abre un camino por el que hemos venido viajando, esa aventura de lo erótico y el tiempo hacia donde nos conducen sus cuadros, nos conducen también hacia él: “las formas de estos estallidos trazados en sus pinturas son afiladas, pero también circulares, son lanzas, pero también escudos, punzan y dispersan, destruyen y crean. Son formas de erotismo, pero en su violencia también hay algo de muerte contra el peso oscuro del tiempo detenido”, añadió tras desmedirse en halagos para el artista.

8:10 p.m. La Galería en pleno, enmudece por unos instantes para luego romper en aplausos dando la bienvenida al maestro, al artista, al genial Szyszlo.

Los asistentes se peleaban por estrechar su mano (La mano del pintor), por tomarse una foto para el recuerdo, Vargas Llosa parte – para no robarle el protagonismo- y de Szyszlo inicia un recorrido por todos sus pinturas, las examina una por una, pareciera admirarlas, pareciera reprocharlas, muchos lo abrazan y agradecen.

– ¿Por qué agradecerle?
– Porque con sus pinturas nos enseña a no envejecer, a luchar contra el mundo, sus obras son heráldicas.

Por tanto, estimado lector, «Szyszlo» lo espera junto a una obra que frente a las mediocridades de la vida, alberga la esperanza de los sueños. La muestra se quedará en la Galería Forum, en el corazón de Miraflores, esperando a todo el pueblo peruano que busca arte, belleza e identidad. ¡Imposible faltar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =