Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Foto: CNTV

Por: Jaime Canicoba / @Canicoba307

La Corporación de Aluminio de China, mejor conocida como Chinalco, dirige en estos momentos el proyecto Toromocho en Junín, que es una concesión minera entregada a esta empresa por el gobierno de Alan García en el 2008.

El proyecto se ubica en el pueblo de Morococha, en la provincia de Yauli en la región Junín, a 4500 m.s.n.m., el cual por estar en las faldas del cerro Toromocho. Dado que el cerro será explotado por Chinalco durante los próximos 35 años, el pueblo desaparecerá, por lo que era necesario el reasentamiento del mismo como parte del proyecto minero.

Es por eso que Chinalco planificó y construyó la nueva ciudad de Carhuacoto, lo que le demandó unos 50 millones de dólares. El asentamiento dispone de 1050 casas y 25 edificios públicos, que incluyen municipalidad, hospital y  escuelas grandes y equipadas, además de 7 iglesias.

Los nuevos residentes, la mayoría de los cuales eran inquilinos en el pueblo viejo, se convierten por primera vez en dueños de casas, las cuales son modernas y prefabricadas, con cañerías internas y electricidad las 24 horas. Además, el costo de la mudanza de las familias está siendo cubierto por la compañía.

La producción de la mina, que empezará a finales de 2013, producirá cerca de un 7600 millones de dólares por impuestos a la renta, 3800 millones por canon minero, y 760 millones por regalías.

Pero para algunos residentes no es suficiente. Este grupo, preocupado por la posibilidad de que pese a la mina no obtuvieran trabajo en el pueblo nuevo, demanda entre otras mejoras una compensación multimillonaria en dólares, acciones en la mina, y garantías de trabajo.

Foto: CNTV

El alcalde de Morococha, Marcial Salomé, declaró para la televisora china CNTV que “lo que Morococha está perdiendo es su identidad, su cultura. La ley establece muy claramente que en este caso debe haber un pago de compensación para la población afectada”, añadiendo que no se opone al reasentamiento pero los términos deben ser claros.

También se expresó la gerente de Relaciones Comunitarias de Chinalco, Liseth Meza, quien manifestó que hay muchas preocupaciones sobre el trabajo, la educación y la salud.

“Todas están siendo discutidas. Estamos en constante diálogo con la comunidad. Liseth Meza, Gerente de Relaciones Comunitarias de Chinalco”, indicó.

Foto: CNTV

Mientras que proyectos chinos más antiguos como Shougang Hierro han afrontado problemas diversos sobre asuntos de pago y condiciones de vivienda, el enfoque que aplica Chinalco en relaciones comunitarias podría establecer un nuevo estándar en la industria minera del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =