Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Foto: Cooperacción

Por: Mario Ramos / @mariorm7

Con motivo de celebración por sus quince años de creación, CooperAcción organizó el foro público internacional “15 años de Extractivismo en América Latina y el Perú”. El evento, llevado a cabo en el Centro de Convenciones del Colegio Médico del Perú, contó con la asistencia de expertos que analizaron el contexto peruano y latinoamericano frente al impacto de la industria extractiva.

Abrió el evento Julia Cuadros, Directora Ejecutiva de CooperAcción, quien expuso sobre el nacimiento de la organización para entender y detener las contradicciones que se generaban en base a las empresas extractivas y sus entornos sociales en el Perú.

“Nos preguntamos por qué los conflictos entre las empresas mineras y las comunidades si se suponía que éramos un país minero”, aseguró.

Además, detalló sobre el programa de Desarrollo Costero y programa de Derechos Colectivos e industrias extractivas, los cuales son los dos programas con los que trabajan.

Como segundo expositor estuvo Juan Carlos Sueiro, Investigador asociado al Centro para la Sostenibilidad Ambiental de Universidad Peruana Cayetano Heredia, quien tocó el tema de la extracción pesquera, haciendo énfasis en la harina de pescado, la anchoveta y los pagos de tributos en la industria.

Algunas de sus declaraciones:

“El aumento de los precios de la harina y aceite de pescado ha aumentado de 200 o 400 dólares en la década del 90 a 1500 dólares ambos productos ahora”.

“El pago de tributos de IGV del sector pesquero que es devuelto (luego del pago) no pasa del 1%, por eso es tan bajo”.

“El 80% de anchoveta se va para harina de pescado, es decir, 8 de cada 10 toneladas va para harina, esto que es un elemento crucial a cambiar”.

Por otro lado, amplió en el tema de la pesca artesanal, la cual presenta aproximadamente 50 000 pescadores y 15 000 embarcaciones según el último censo. Agregó que hay más de 100 lugares de desembarque en la costa peruana.

Sobre el desbalance en la reducción de merluza señaló que no es un tema de solamente si el recurso es viable o no para la alimentación, sino la sostenibilidad del mismo. Finalmente, mostró una fotografía que refleja la situación actual de la pesca artesanal y resaltó el rol de la mujer en esta actividad.

El debate de Conga

Foto: Mario Ramos / Spacio Libre

Como principal expositor sobre el tema del proyecto minero Conga, Marco Arana, uno de los líderes cajamarquinos que se opone a dicho proyecto expuso sobre la realidad que vive Cajamarca frente al impacto de la industria minera.

Dijo que siempre se busca una solución pacífica. En contraste a esto afirmó que ya se encuentra en su tercera semana el campamento para detener el proyecto minero en las zonas de las lagunas Yanacocha y Laguna Azul. Aseguró que dicho proyecto no está suspendido (como se ha dicho hasta ahora), sino que continúa con sus actividades para realizar la construcción de reservorios de agua.

Detalló que Cajamarca, por su gran actividad agropecuaria, cárnica y láctea necesita grandes fuentes hídricas; para esto mostró un cuadro en el que se evidencia la supremacía de la industria minera en el territorio cajamarquino (36%) sobre las fuentes de agua (23%).

“La desgracia de Cajamarca está en que la búsqueda de minerales se halla sobre las fuentes generadoras de agua”.

En Cajamarca se encuentran seis de las principales concesiones mineras del mundo, siendo Newmont la principal y Conga el más proyecto más grande. Sin embargo, según Arana, en Lima, el foco de atención ha sido Conga, tratándolo como si de eso dependiera la economía nacional: “Yanacocha es uno de los principales proyectos mineros, la región tiene más de 20 años de minería”.

“Se analizan los otros proyectos mineros como si fueran aislados o como si fueran pequeños; cuando en realidad son parte de toda una decisión que se ha tomado aquí en Lima para determinar qué regiones van a ser mineras, en qué magnitud deben serlo y quiénes van a ser los que van a ejecutar esos proyectos”.

Foto: Mario Ramos / Spacio Libre

¿En qué ha consistido el conflicto Conga?

Arana niega que el conflicto estalló debido a la presencia y oposición de Gregorio Santos al proyecto, por otro lado, asegura que pudo prevenirse y evitarse. Dice que desde el 2003 las comunidades se oponen al proyecto minero, llegando incluso al Ministerio de Energía y Minas (MINAM) con una serie de documentos para pedir la cancelación del proyecto. Frente a esta iniciativa no hubo respuesta alguna.

Cuenta que en el año 2004 se produjo la Ordenanza Municipal 002 del Municipio Provincial de Celendín, el cual declara la zona intangible para actividades mineras y declara una zona de protección municipal provincial, la cual tampoco fue tomada en cuenta. Por el contrario, la empresa minera inició un juicio en contra de la municipalidad de Celendín, el cual fue seguido en Lima y al cual tuvo que contratarse un abogado representante de la provincia cajamarquina.

Desde el 2008, en Celendín se organizan 42 organizaciones de diversos tipos alrededor de la plataforma interinstitucional quienes plantean que se informe a la población de todo lo que pasaba sobre el proyecto minero Conga, además, visualizar los recursos que iban a ser afectados.

En el 2010 se apruebó regionalmente el proceso ZEE y POT, los cuales señalan la necesidad de priorizar inversiones en actividades económicas productivas sostenibles, mejorar los controles a actividades mineras y limitar la expansión de actividades mineras.

Ese mismo año, la minera consiguió permisos oficiales y se aprobó el Estudio de Impacto Ambienta (EIA) de Conga.

En el 2011 el nuevo gobierno regional entra con un nuevo EIA, luego de ser aprobado por el MINAM así como la aprobación del proceso de ZEE Regional. Posterior a eso se aprueba la ordenanza regional Nro. 036: Inviabilidad de Conga. Esto genera un proceso de competencias en el Tribunal Constitucional que termina favoreciendo a la empresa.
Finalmente hizo un énfasis en todos los recursos hídricos que se verían afectados por el proyecto, siendo solo uno las lagunas que han sido centro de atención.

 [ Puede ver la segunda parte de esta crónica aquí ]

Un comentario en «CRÓNICA. Especialistas debatieron sobre extractivismo en América Latina – Parte 1»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + ocho =