Compartir
Comunidad LGTB lucha por sus derechos / Foto: ASALTO

Lima, Perú (Spacio Libre).- Mediante un comunicado Amnistía Internacional, consideró que al negar a las personas del mismo sexo el derecho a casarse y formar una familia, se esta discriminando, y violando el derecho a la igualdad ante la ley, que están reconocidos en el artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el artículo 23 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Además estos derechos están protegidos por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Prohibir a personas del mismo sexo el derecho a casarse impide el disfrute de otros derechos, y esto permitirá que se siga discriminando y abusando de ellos por ser considerados una minoría de los derechos humanos, desde el punto de vista sexual.

El derecho a unirse voluntariamente en matrimonio, esta fundamentado en el artículo 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el artículo 23 del Pacto de Derechos Civiles y Políticos.

Mediante estos derechos se busca explicar que todas las personas tienen derecho a recibir y gozar de los mismos beneficios que cualquier otra persona y no ser discriminado por su orientación sexual.

Por: Harlyn Flores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once + 20 =