Estudiantes y autoridades del Ministerio de Educación brindaron un reconocimiento público a los maestros y maestras por su diaria labor pedagógica / Foto: Víctor Idrogo

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En el último debate presidencial, los dos candidatos han prometido, de alguna manera, más de lo mismo. Y si bien es cierto que en un debate no se puede detallar las propuestas, sí es posible establecer lineamientos generales de las políticas educativas a emprender en el próximo periodo presidencial. En el debate, la educación, vista así, ha estado ausente.

Estudiantes y autoridades del Ministerio de Educación brindaron un reconocimiento público a los maestros y maestras por su diaria labor pedagógica / Foto: Víctor Idrogo
Estudiantes y autoridades del Ministerio de Educación brindaron un reconocimiento público a los maestros y maestras por su diaria labor pedagógica / Foto: Víctor Idrogo

Jesús Crisólogo Galván 

En la organización del debate, la educación, como sector, ha sido incluida y relacionada con los temas de pobreza y desigualdad. ¿Acierto o desacierto? Ensayemos algunas ideas.

Indudablemente que la educación tiene relación directa con la pobreza, mucho más cuando existen niños en el Perú profundo y en los sectores urbano marginales que no tienen acceso a servicios básicos elementales, donde el alimento de calidad es escaso o nulo, donde el desempleo es una constante y la delincuencia acecha, entre otros males.

En los andes y en el monte selvático cada vez más es evidente los efectos del cambio climático, con consecuencias en la producción de la tierra, el incremento de la pobreza y la consecuente necesidad de salir del lugar lo antes posible para buscar un mejor futuro, especialmente para los niños y jóvenes.

Quizá a partir de este diagnóstico la candidata de Fuerza Popular crea que el problema se soluciona con dar desayunos y almuerzos a todos los escolares del país, dotarlos de uniformes hechos por los pequeños y medianos empresarios. Pero no basta con estar uniformados y con el estómago lleno, en educación lo que hay que llenar es el alma y el cerebro, y de eso, ninguno de los candidatos habló.

Educación intercultural un punto importante dejado de lado.
Educación intercultural un punto importante dejado de lado.

Por otro lado, ambos candidatos han dicho que mejorarán los sueldos de los maestros, encargados de llevar adelante cualquier reforma educativa que emane del gobierno central. Pero qué es mejora para el maestro, ¿solo aumento de sueldos? o este debe estar acompañado de mejoras sustanciales en su estatus social, con vivienda propia, sueldos dignos, actualización permanente, útil y aplicable, acceso a posgrados en el país y en el extranjero y un largo etc.

El maestro es el profesional peor pagado del sistema, el menos considerado como profesional, pues se cree que su formación académica es deficiente. No necesariamente es así, pero el maltrato viene de hace muchos años y eso debe cambiarse. Es el Estado, con políticas claras en cuanto a la formación profesional del maestro, que debe dar lineamientos de política educativa, para con ello no solo elevar su estatus social sino mejor el servicio educativo que brinda como profesional y la consecuente repercusión positiva en los niños, jóvenes y adultos en todo el país.

En algo ayudaría la propuesta de construir 25 mil nuevos colegios, anunciada por PPK, y de un instituto superior tecnológico por región, echa por ambos candidatos, lo cual abre la posibilidad de acercar más la tecnología y la educación a todo el territorio nacional, y esto es positivo y sería beneficioso para el futuro del país que se hace realidad.

Escolares recibirán una mejor educación con el proyecto "Escuelas lectoras"/ Foto: UPCH
Escolares recibirán una mejor educación con el proyecto «Escuelas lectoras»/ Foto: UPCH

Y la educación universitaria, la nueva ley de la misma y el papel de la Sunedu, son temas que deben tener una amplia discusión. Primero, porque tiene algunas observaciones, muchas de ellas solucionables, y porque, después de 31 años que se da una nueva ley universitaria, acorde a los nuevos tiempos y cuesta su aplicación, especialmente en quienes no tienen la mínima intención de salir de su estado de confort. Por cualquier lado, discutible y por tanto, atendible. En el debate, es lamentable que esta parte solo haya sido tocado, y ligeramente, por el candidato de Peruanos por el cambio.

La educación en el país debe ser coherente con los cambios que se dan en la sociedad. Los actores han cambiado, otros se incorporan, las formas y concepciones han cambiado. A lo tradicional de la relación, comunidad, escuela y padres de familia, hoy más que nunca se debe agregar los medios de comunicación social, donde la televisión y la radio son cada vez más desplazados y reemplazados por las redes sociales.

Además, no es posible ningún cambio serio sin políticas educativas claras y coherentes para el mediano y largo plazo, las mismas que deben ser expresadas en planes de estudios y estructuras curriculares que abarquen desde educación inicial hasta el nivel superior. Y no solo eso, sino que corresponda a la realidad del país y sea respetada y acatada por todos los involucrados en el sector. Y para que ello sea posible, es necesario convocar a los representantes de todos los involucrados en el sector y sin distinciones, para llegar a acuerdos realistas y sostenibles.

Y aunque se lea muy trillado, ningún país alcanzará el desarrollo sin una población educada integralmente, asumida como política nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *