Compartir

En una nueva ¿columna de opinión? titulada «La peligrosa falta de ideas del plan económico de Keiko Fujimori», la periodista Rosa María Palacios (RMP) se extraña por la carencia de propuestas económicas reactivadoras en el plan de la señora. Keiko Fujimori, candidata de Fuerza Popular y que según todas las encuestas pasará indefectiblemente a la segunda vuelta.

La candidata Fujimori / Foto: Peru.com
La candidata Fujimori / Foto: Peru.com

Redacción Spacio Libre
@spaciolibre

Indignada, RMP escribe que «La candidata que va en el primer lugar, que en teoría viaja hace 5 años a cada pueblo del país, que esta preparándose ya por 6 años para ser Presidenta del Perú, ¿presenta este plan? Francamente, es una vergüenza«.

Líneas abajo añade que:

«…en un país en el que pocos leen y todos desconfiamos de la palabra escrita en un plan que nunca se cumple, que Keiko Fujimori, sin un plan económico siquiera mínimo, pueda ir primera, y de lejos, en las encuestas de la semana pasada»

Extraña indignación la de Palacios, quien antes de saltar a la fama, se desempeñó como asesora de Juan Carlos Hurtado Miller, recordado exministro de economía en el primer gobierno fujimorista, quien el 9 de agosto de 1990 fue el encargado de anunciar el ‘fujishock’ con una frase que lo ha inmortalizado «¡Que Dios nos ayude!». Su pasado laboral nos permite suponer que la periodista sí conoce y muy bien los planes económicos del fujimorismo, que – al igual que en 1990- no se encuentran dentro del plan que presentan en la campaña.

Pero, si es que RMP o usted, amigo lector, se ha olvidado de cuál es el plan de gobierno fujimorista (que obviamente no está escrito en el documento que se presenta ante el JNE) acá se lo recordamos.

La privatización de las empresas estratégicas

Según la Comisión que investigó los delitos financieros durante el régimen fujimorista.  Entre 1990 y 2000 se ejecutaron 228 operaciones de venta, concesión o liquidación de empresas públicas, lo que generó un monto de US$ 9.221. Sin embargo, de esta cantidad solo ingresaron al Tesoro Público US$ 6,445. La diferencia de US$ 2.700 millones se destinó al pago de consultoras, bancos de inversión y a sanear las cuentas de las compañías privatizadas (el Estado asumió todas sus deudas antes de venderlas).

La Pampilla. Refinería del Estado vendida por Fujimori padre / Ftto: Gestión
La Pampilla. Refinería del Estado vendida por Fujimori padre / Ftto: Gestión
  • La compañía envasadora Solgás, de la cual se vendieron el 84% de sus acciones a US$ 7.5 millones en 1992 cuando un año antes había tenido utilidades de US$ 2.9 millones.
  • En el caso de la refinería La Pampilla. En 1996 el Estado vendió el 75% de las acciones de la mayor refinería del país en $180 millones, cuando en 1994 la empresa había generado ingresos por $657 millones y utilidades operativas de $ 85 millones.
  • Caso aparte es el de Petroperú, la empresa pettrolera estatal fue confinada a la actividad refinera y se le negó participación en la extracción, que es una de las partes más rentables del negocio petrolero.

La reducción de los derechos laborales

Estableció una legislación que amplió la posibilidad de contratar temporalmente, permitió jornadas extensas y facilitó el despido individual y colectivo. Herencia de ello es que actualmente el 70% de los trabajadores sea contratado temporalmente. Que tengamos las jornadas laborales más extensas de Latinoamérica y el 37% de trabajadores labore más de 60 horas a la semana

En los 90 estas escenas desaparecieron / Foto: Archivo SPL
En los 90 estas escenas desaparecieron / Foto: Archivo SPL

Se limitó abusivamente la actividad de los sindicatos. Datos para Lima Metropolitana dan cuenta que la afiliación sindical cayó de 22% en 1990 a menos del 5% en la actualidad. Se afectó sustancialmente la negociación colectiva, de 2000 pliegos presentados en 1990 se cayó a alrededor de 500 en el 2010.

¿A qué llevó todo esto?

A que cuando el fujimorismo dejó al país, había un 54% de pobreza, 200 mil peruanos despedidos, 23 mil empresas quebradas, US$ 6 mil millones robados por la corrupción y un régimen económico sumido en la recesión.

OJO. Nada de lo antes descrito estaba en el Plan de Gobierno Fujimorista de 1990. De hecho su gran plan «Honradez, tecnología y trabajo», de desdijo a lo largo de todos sus años de gobierno. Su hija, – para cumplir con la formalidad-  propone (1) Relanzar Cofopri para que titule un millón de viviendas, (2) Reactivar usando el Fondo de Estabilibización Fiscal para cerrar la brecha de infraestructura, (3) Establecer una Unidad de Gestión del Gasto Público.

¿Le parece extraña, como a RMP, la falta de propuestas económicas en el plan de Fuerza Popular?, a nosotros no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 + cuatro =