Compartir
Un nuevo oscuro en la alcaldesa de Lima/ Foto: La República
Una omisión pone en duda la gestión de la alcaldesa de Lima en el tema del Mercado Mayorista de Santa Anita/ Foto: La República

Lima, Perú (Spacio Libre).-  La Empresa Municipal de Mercados (Emmsa), deberá afrontar una deuda que asciende a casi 4 millones de soles por el incumplimiento de pagos por servicios de Limpieza a la empresa de limpieza pública Relima S.A.  que operaba en el mercado mayorista de Santa Anita, donde se produce 45 toneladas diarias de basura.

En febrero, Relima S.A. envió la carta 0939/2013 en la que advertía que “Por falta de pago se procederá a suspender (…), a más tardar la primera semana de abril, no responsabilizándonos por las consecuencias”.

Durante siete meses, del 18 de setiembre del 2012 al 18 de abril del 2013,  Relima envió a Emmsa sus facturas, las que fueron ignorados hasta que llegó la amenaza por falta de pago, el costo del servicio comenzó en S/.285 mil en setiembre y octubre, pero se elevó hasta S/.681 mil en mayo,  este monto supera los S/. 213 mil que es la cotización fijada para la recolección y disposición de residuos en Lima del propio Emmsa, sin embargo, la deuda a Relima es de  S/. 3’721.463.

Los directivos de Relima evitaron brindar declaraciones, pero trascendió que el Organismo Superior de Contrataciones del Estado (OSCE) informó que el  pago procede sin necesidad de ir a juicio, si tienen pruebas de que dieron el servicio. Y Relima las tiene.

En setiembre del 2012, cuando el mercado mayorista de Santa Anita abrió sus puertas,  el entonces presidente de Emmsa Ricardo Giesecke aseguró: “Tenemos un contrato, ha venido Relima y está haciendo el servicio”,  en febrero se confirmó que esto era falso, pero el funcionario ya había sido enviado a Invermet. “La prensa me tergiversó”, dijo Giesecke, quien atribuyó toda la responsabilidad al gerente municipal y actual presidente de Emmsa, José Miguel Castro “El gerente me llamó en setiembre para decirme que está entrando Relima. Sabemos que para contratar un servicio debemos hacer lo que dice la ley, pero si lo mandan, no soy quién para averiguar nada”, sostuvo.

Otros funcionarios que debieron supervisar el contrato son el ex gerente de Operaciones César Poma y el de Logística, Daniel Gonzales, miembro del comité que aprobó la licitación del cuestionado consorcio Virgen de la Puerta y el ex gerente de Administración y Finanzas Jorge Alfaro Martijena, quien acaba de renunciar a Invermet.

Con información de El Comercio

Por Javier Contreras/ @Javiperiodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece + 5 =