Compartir
descarga (1)
Foto: Internet

Lima, Perú (Spacio Libre).- Hace 77 años, el ahora Nobel de Literatura, inició sus días en Arequipa desde donde empezó una peregrinación por todo el Perú y el Mundo, hoy Vargas Llosa volvió  la «Ciudad Blanca» para rememorar este glorioso día para las letras peruanas junto a sus paisanos quienes le rindieron sentidos homenajes, sin duda es el más ilustre de los personajes nacidos en esta tierra.

Agenda bastante recargada 

Su estadía en Arequipa inició anoche, cuando el autor de La Ciudad y los Perros  dio una conferencia sobre su trabajo literario y el Premio de Novela Corta.

A las 9:30 de esta mañana, el escritor acudió a  firmar el acta de conformidad del resultado del Premio de Novela Corta que lleva su nombre.

A las 11:00 a.m. acompañó al chef Gastón Acurio en la inauguración de la escuela de cocina del Centro de Desarrollo Humano Integral del Arzobispado de Arequipa, en el cono norte de la ciudad. Durante la inauguración Vargas Llosa recordó que hace más de un año estuvo en Arequipa para colocar la primera piedra del centro de desarrollo, y destacó el trabajo realizado hasta el momento.

Y a la 1 p.m. brindó una conferencia en la biblioteca que lleva su nombre junto al presidente regional Juan Manuel Guillén, a la espera que  por la noche entregue el premio de Novela Corta a Pedro Novoa Castillo, a quien además le entregará un cheque por 5 mil euros.

Cabe destacar que esta es la primera vez que el escritor celebra su cumpleaños en Arequipa, la cual dejó poco después de nacido para vivir en Cochabamba (Bolivia), Piura, Lima y ciudades europeas como París (Francia) y Barcelona (España).

Lima le celebró ayer

En la Biblioteca Nacional  ayer se develó un busto en honor al novelista peruano más leído de todos los tiempos con motivo de su 76 aniversario y además , recordando que en 1994  se convirtió en el primer iberoamericano en ocupar un sillón en la Real Academia Española de la Lengua en el siglo XX. El busto hecho de mármol es de autoría del artista Alonso Núñez.

Vargas Llosa agradeció el gesto y, de forma irónica,  aseguró que ver representada su propia imagen parece la profecía de su propia muerte «Estas cosas suelen ocurrir cuando las personas están muertas”, declaró.

La familia periodística de Spacio Libre, se suma a la celebración del onomástico del premio Nobel de Literatura 2010, y expresamos nuestra profunda admiración y gratitud, recordando la oportunidad que amablemente nos concedió una entrevista.

¡Feliz cumpleaños Maestro!

Por: Javier Contreras/ @Javiperiodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete + 20 =