Compartir
Foto: El Comercio
Foto: El ComercioN

Lima, Perú (Spacio Libre).- 6 de cada 10 plazas en el Ejército están vacantes y serían cubiertas con el reclutamiento obligatorio, por sorteo a realizarse en mayo, de los jóvenes peruanos entre 18 y 25 años.

Cada año es necesario cubrir 36 mil vacantes con el servicio militar, sin embargo el número de voluntarios es mínimo por lo que  se tendría que reclutar en forma obligatoria a alrededor de 18 mil jóvenes, a través del sorteo antes mencionado.

Para el congresista y ex Ministro de Defensa, Daniel Mora esta falta de soldados hace que no se puede relevar al personal que presta servicio en la zona del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (Vrae)

Situación muy contraria viven la Marina y la Fuerza Aérea, institutos que convocan al año alrededor de tres mil vacantes para el servicio militar voluntario, y las logran cubrir en su mayoría, ya que se convoca sobre todo a personal profesional y no tanto de tropa.

El sorteo para el entrenamiento en los cuarteles durante los dos años del servicio a la patria ha generado polémica por ser considerado discriminatorio, según lo señaló la propia Defensoría del Pueblo, al conocerse que  los ciudadanos que no se presenten al «llamamiento extraordinario» (sorteo) para cumplir con el servicio militar deberán pagar la multa de 1.850 soles.

Solo están exentos del servicio militar  aquellos hombres y mujeres con incapacidad física y mental, que cursen estudios universitarios, estén privados de la libertad y sean los sostenes de sus familias o estén en el extranjero.

Posiciones encontradas

El legislador Luis Iberico avaló al gobierno, aunque manifestó que pagar una multa crea un diferencia. «La verdad, yo creo que se debe ajustar ese tema de la multa. No podemos dejar de proteger al país. Los ejércitos deben tener a su personal preparado», advirtió.

Para el ex comandante general del Comando Conjunto de las FFAA Jorge Montoya los jóvenes que no se presenten al llamamiento no solo deberían pagar la multa de 1.850 soles sino también deberían ser sancionados con prisión efectiva.

A su vez el premier Juan Jiménez alegó que el enrolamiento «no es una obligación sino un deber» y afirmó que si la multa afecta a los ciudadanos de menos recursos, el Congreso puede revisar dicha norma.

Otro que salió a dar la cara fue el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, almirante José Cueto, quien aseguró que el sorteo será público y transparente y  aclaró que el servicio militar sigue siendo voluntario y el establecimiento del llamamiento por sorteo no es discriminatorio «Esta ley no vulnera los derechos humanos», añadió.

El viceministro de Políticas para la Defensa,  Mario César Sánchez, explicó que tanto el personal que hace el servicio militar voluntario y el personal licenciado, que termina sus dos años de servicio militar, tendrán beneficios importanes.

«Más allá de los beneficios básicos, así como la capacitación y el entrenamiento. Se entrega bonificaciones para postular a las escuelas de formación de las FFAA y la PNP. También hay descuentos en la pensión de instituciones de educación superior, tanto públicas como privadas. Igualmente hay una reserva anual del 20% de las vacantes que se declaran en las escuelas de formación subalterna de las FFAA y PNP».

Jorge Montoya, ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, adujo que la legislación peruana sobre el servicio militar es similar a la de Israel, Suiza, México, Brasil, entre otros países  donde el personal voluntario es complementado con enrolamiento por sorteo, comentó.

 

Por: Javier Contreras/ @Javiperiodismo

Con información de La República

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 5 =