Compartir



Lima, Perú (Spacio Libre).- Un hecho desapercibido ha sido el ocurrido el pasado 20 de abril, cuando el gobierno a través del ministerio de Justicia y Derechos Humanos, decidió mediante el Decreto Supremo Nº 011-2012-JUS modificar el reglamento de la conformación del Consejo Nacional de Derechos Humanos, separando nuevamente a los organismos de la sociedad civil de esta instancia de gobierno.

En la sexta disposición complementaria modificatoria, se señala:

«Modifíquese los artículos 1º, 2º y 3º del Decreto Supremo Nº 012-86-JUS, que constituye en el Ministeriode Justicia el Consejo Nacional de Derechos Humanos, en los términos siguientes (…)
El Consejo Nacional de Derechos Humanos está integrado por:
a) El Viceministro de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia o su representante, quien lo preside.
b) Un representante del/de la Presidente o Presidenta del Consejo de Ministros.
c) Un representante del/de la Ministro/a de Relaciones Exteriores.
d) Un representante del/de la Ministro/a de Defensa.
e) Un representante del/de la Ministro/a del Interior.
f) Un representante del/de la Ministro/a de Educación.
g) Un representante del/de la Ministro/a de Salud.
h) Un representante del/de la Ministro/a de Trabajo y Promoción del Empleo.
i) Un representante del/de la Ministro/a de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.
j) Un representante del/de la Ministro/a del Ambiente.
k) Un representante del/de la Ministro/a de Energía y Minas.
l) Un representante del/de la Ministro/a de Cultura.
m) Un representante del/de la Ministro/a de Desarrollo e Inclusión Social.
n) Un representante del/de la Presidente/a del Poder Judicial.
o) Un representante del/de la Fiscal de la Nación.”

De esta manera, se borran de un plumazo la presencia de la Defensoría del Pueblo, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, la Conferencia Episcopal Peruana y el Concilio Evangélico del Perú, en su calidad de observadores.

Dicha decisión se reconfirma con la Segunda Disposición Final Derogatoria que deroga el artículo 4º del Decreto Supremo Nº 012-86-JUS, (que crea el Consejo) y del Decreto Supremo Nº 015-2001-JUS que aprueba el Reglamento del Consejo Nacional de Derechos Humanos y donde se incluía a estos organismos.

Esta decisión, se repite luego de 4 años, cuando el gobierno de Alan García consideró que la presencia de estos organismos complicaban el trabajo en la instancia de gobierno defensora de los Derechos Humanos que pudieron regresar recién en el 2010 cuando se modificó esta decisión.

¿Será que el gobierno no quiere que se conozca los movimientos del mismo en materia de derechos humanos? La polémica nuevamente se instala.

Un comentario en «Gobierno excluye nuevamente a organismos de la sociedad civil del Consejo Nacional de DDHH»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 4 =