Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Redacción Spacio Libre
@spaciolibre

El affaire alrededor del destino de los restos del líder terrorista Abimael Guzmán parece estar llegando a su fin. Este viernes 17 de septiembre el presidente de la República, Pedro Castillo promulgó la ley aprobada en la víspera por el Congreso, en la cual se incorpora el Artículo 112-A a la Ley 26842, Ley General de Salud, a fin de establecer el destino de cadáveres de internos que venían cumpliendo condena por los delitos de traición a la patria o de terrorismo en su condición de líder, cabecilla o integrante de la cúpula de organizaciones terroristas.

Según la norma, firmada por Castillo Terrones y que fue aprobada en el Parlamento en la sesión del Pleno del jueves 16 de septiembre y cuya autoría es de la legisladora Gladys Echaiz (Alianza Para el Progreso) se plantea que “En el caso del cadáver de un interno que venía cumpliendo condena con sentencia firme por los delitos de traición a la patria o de terrorismo, en su condición de líder, cabecilla o integrante de la cúpula de organizaciones terroristas, cuya entrega, traslado, sepelio o inhumación ponga en riesgo la seguridad nacional o el orden interno, el fiscal competente, en decisión motivada e inimpugnable, dispone su cremación, previa necropsia».“

Asimismo se dispone que la autoridad sanitaria, en coordinación con el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el Ministerio del Interior, ejecuta lo dispuesto en un plazo máximo de veinticuatro (24) horas, por ello «la cremación se realiza en presencia de un representante del Ministerio Público, para fines de identificación, quien levanta el acta correspondiente».

En declaraciones a RPP Noticias, el abogado Luciano López señaló que con esta norma -que entra en vigencia al día siguiente de su publicación en el diario El Peruano- el fiscal que dispuso no entregar los restos del cabecilla senderista a su esposa Elena Iparraguirre, podrá disponer -amparado en esta norma- la cremación inmediata de los restos de Guzmán Reynoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =