Corrupción municipal en Las Malvinas

Y la corrupción que también mata

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deplorable e indignante. Sólo así puede calificarse el vergonzoso video que muestra como un funcionario de la Municipalidad de Lima se encargaba de «negociar» el cobro de una coima de 50 mil soles para que los comerciantes de la zona de Las Malvinas, lugar donde se registra el incendio de la galería Nicollini, puedan tramitar su certificado de Defensa Civil.

Francisco Pérez García
@franco_alsur

El video, mostrado por La Revista Sábado de ATV, muestra la forma en que se maneja una red de corrupción dentro de la Municipalidad de Lima, con la intención de obtener dinero a cambio de la entrega de certificados de Defensa Civil.

Según el reportaje son dos videos registrados por las cámaras instaladas en el centro comercial La Chimenea, ubicado en la avenida Argentina, cerca a la siniestrada galería Nicollini. En el primer video registrado el 01 de junio de este año, muestra a dos hombres en las oficinas de la galería tratando de dejar un documento bajo la puerta de la oficina del presidente de la galería.

Al no lograrlo, se trepan a una silla y lo dejan por una ventana superior. Sin embargo dentro de la oficina estaba Marco Huamán, presidente del denominado Conglomerado de Comerciantes de Las Malvinas – Fortunata Cisneros Nicollini, gremio que agrupa a los dueños de puestos de diversas galerías de la zona.

Según denuncia Huamán, en ese momento estos hombres dejaron un acta de la supuesta inspección realizada en la galería, la que nunca se hizo y por eso el apuro de dejar el documento a escondidas, donde ponen el nombre de Huamán pero con un número de DNI que no le pertenece.

El segundo video registra la vista en enero de este año de dos funcionarios de la Municipalidad de Lima, uno de ellos Edward Horna Zegarra, quien se identifica como trabajador de la Municipalidad conversa con Huamán e incluso le dice «usted es nuevo ¿no?» dando a entender que ya ha negociado antes con otras personas.

Luego aparece Victor Reyes presidente de la galería Chimenea, con quien se presta a conversar presentando las irregularidades en la galería y al ser preguntado si tenían la licencia de defensa civil, este les dice que no. Horna en un tono amical le dice que al no tenerla «La galería va a pagar pato» y le ofrece solucionar su «problema» es decir la falta de este permiso.

Mario Casaretto hombre de confianza de Luis Castañeda y subgerente de Defensa Civil, mencionado en el video / Foto: Municipalidad de Lima

En un momento de la conversación Reyes revela que otros establecimientos si tienen el certificado a pesar de estar en peores condiciones, menciona Polvos Azules, Mesa Redonda y un nombre que hoy es más que conocido: «Nicollini ha estado peor que nosotros y ya tiene». 

Más adelante, entendemos porque Nicollini si tenía certificado. En la conversa, el funcionario le critica a Reyes por no haber negociado con (Mario) Casaretto, subgerente de Defensa Civil de la Municipalidad. «¿Por qué no negocias con el hombre? El hombre es ave de paso, no se va a quedar eterno» le increpa Horna.

«Yo no lo conozco, he conversado con él pero nada más», le dice Reyes. A lo cual Horna empieza con el negociado:

Horna: Conozco a un pata que los puede ayudar a sacar (el certificado). Les va a costar un ojo de la cara… 50 lucas, 50 mil (soles) te va a costar la chamba…

Reyes: Rebájalo

Horna: No, es que así cuesta, es chamba, los ingenieros se la van a jugar. 40 puede ser. ¿Cuánto puedes pagar?

 

Edwin Horna, «eficiente» fiscalizador / Foto: Facebook

Más adelante, Reyes le explica que no pueden cubrir esa cantidad y el regateo es realmente, deplorable:

Horna: Pero cuántos (comerciantes) son acá?

Reyes: Dueños son 350 pero solo 150 trabajan

Horna: Ya, mira que cada uno ponga 200… 10 lucas de adelanto y yo hablo con el hombre… con el programador

Reyes: 5 mil puedo juntar

Horna: Noooo,  no te pases (…)  son nueve puntas (incluidos los fiscalizadores) con cinco lucas no sale. 40 puede ser, Hasta 30 te puedo dejar (…) Por eso es que no les dan (el certificado) porque no saben negociar, todos acá juegan.

Reyes: Sí, sí sabemos, hasta Nicollini ha sacado pero ellos son millonarios pues.

Con esta última frase se confirmaría que los dueños de JPEG inversiones, propietaria de parte de la siniestrada galería habría obtenido sus certificados con un pago de coima. Incluso los comerciantes de los primeros pisos también lo habrían hecho, tal como lo señala una comerciante en el reportaje, quien manifiesta que tuvieron que pagar 200 soles cada uno. Es decir a 1500 comerciantes que tenía esa galería, el precio era de 300 mil soles, ese fue el costo de la vida de los jóvenes encerrados en el local incendiado.

Lo que toca investigar ahora es si Horna actuaba por su cuenta o en verdad tenía algún grado de complicidad con el subgerente de Defensa Civil, Mario Casaretto y con su gerente de Fiscalización Cristian Rosenthal, cuestionados por las continuas irregularidades en diversos centros comerciales de Lima.

VIEJO CONOCIDO

En un documento al que tuvo acceso Spacio Libre, se revela que Edwin Horna era un viejo conocido por estos actos de corrupción. En el 2013, la gerencia de Administración de la comuna limeña le abripo un proceso administrativo por abuso de autoridad, prevaricación y uso de la función con fines de lucro, luego de ser denunciado por intentar cobrar una coima a comerciantes de un local del jirón Azangaro.

En ese momento, la prescripción del hecho (ocurrido en el 2012) y la falta de pruebas concretas lo libraron de una sanción. Hoy las pruebas parecen ser más contundentes.

Resolución de proceso administrativo contra Edwin Horna by Spacio Libre on Scribd

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *