Compartir
o-matic
Obra de Diego Trelles finalista del Premio Rómulo Gallegos / Foto: Portada

Por: Javier Contreras Martìnez / @Javiperiodismo 

Es un día de fiesta para las letras peruanas, pues el escritor Diego Trelles ha sido nominado para el importante premio Rómulo Gallegos por su obra Bioy.

Al recorrer las hojas de esta novela (ya celebrada por la crítica española al recibir el premio Francisco Casabella 2012), no parece exagerada la comparación con Mario Vargas Llosa, pues la consumada habilidad narrativa que expone, combinada, con gran técnica, con acción, drama y humor hacen de Bioy uno de los hitos más altos en la literatura hispana contemporánea.

Trelles, ha impregnado a Bioy (más que a sus otras novelas) con un sello propio, poblando cada rincón de la historia de sorpresas y encrucijadas que alientan la lectura; no tiene reparos para hablar de violencia, horror y degeneración humana y logra crear entre tanta miseria una tierna historia de amor.

Bioy se enmarca en una época en la que el Perú vivió años de terror, época que ha inspirado muchas obras literarias y cinematográficas, de las que Trelles logra diferenciarse creando este mosaico compuesto de tres historias en distintas voces, estilos y géneros.

Se narra la historia de Humberto Rosendo, un agente del Servicio de Inteligencia del ejército peruano, quien se infiltra en una de las bandas más sanguinarias de la ciudad de Lima, liderada por Bioy, un sujeto enigmático que le conducirá al que es el verdadero objetivo del servicio secreto, el narco Natalio Correa.

Sin embargo, a lo largo de la trama se descubre que el líder de esta peligrosa banda criminal capitalina tiene un pasado sorpresivo: fue, alguna vez, durante su juventud un cabo del ejército partícipe de un abuso sexual que lo marcó para siempre, abuso propio de aquellos en los que incurrieron nuestras fuerzas del orden mientras trataban de pacificar el país.

Bioy logra conjugar a lo largo de todo el libro, con asombroso éxito, escenas cinematográficas que vivifican la narración, este es quizás el mayor aporte a la narrativa en Bioy, constantemente se siente la presencia de una cámara atrás, registrando todo.

Son 300 hojas dignas de ser leídas de principio a fin, es un monumento de la literatura nacido en nuestro siglo y que se enmarca en el Perú que muchos de nosotros conocimos y que hoy, el mundo de las letras celebra y reconoce.

3 comentarios en «Entre Líneas. Bioy para el mundo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce + once =