Compartir

El renunciante ministro del Interior, Avelino Guillén señaló que hasta el momento no ha tenido respuesta de forma oficial a su carta de renuncia y que solo recibió unos mensajes por Whatsapp de Carlos Jaico, secretario general de Palacio de Gobierno.

«No he tenido respuesta de forma oficial, solo unos mensajes de Whatsapp que me envió el señor Jaico, secretario de la presidencia, diciendo que quería tener una reunión conmigo pero no me dio mayores detalles. Le dije que cualquier reunión debía ser en mi despacho, que él me precise hora para ver mi agenda y recibirlo. Entendí que era por mi carta de renuncia por eso le dije que sea en mi despacho», señaló Guillén en declaraciones al portal Epicentro Tv.

Guillén Jáuregui reiteró que su renuncia «es de carácter irrevocable» y aseguró que esperó por dos semanas la respuesta del presidente Pedro Castillo sobre la controversia con el comandante general de la Policía, Javier Gallardo.

«El silencio es un indicativo muy claro de respaldo al comandante general de la Policía Nacional. Hay silencios que expresan posiciones», puntualizó.

Sobre los pases a retiro un grupo de generales, entre ellos oficiales de la Diviac, Avelino Guillén señaló que «no podía permitir que se pase al retiro a generales de conocida trayectoria, la policía no puede darse el lujo de perder a sus mejores cuadros, efectivos en los que se ha invertido para su formación».

EL PRESIDENTE NO DECIDE QUE HACER

Es muy delicado porque una asignación de cargo es importante y hay varias direcciones que han quedado en stand by, precisó el saliente ministro del Interior. «Es una situación que requiere una reacción inmediata del señor presidente y eso se lo hago saber en mi carta de renuncia, si yo soy un obstáculo para resolver la crisis policial pues doy un paso al costado».

Sobre la denuncia de pagos para los ascensos en la Policía Nacional, Guillén señaló que la oficina de integridad del Ministerio del Interior ha iniciado una investigación sobre estos hechos «que son muy delicados, más la investigación del Congreso deben determinar una solución».

CRISIS EN LA DIVIAC

Sobre los intentos de desmantelar la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) Avelino Guillén recordó que son alrededor de 86 oficiales subalternos, responsables de carpetas de investigación a cargo de la Diviac, que han sido trasladados a otras unidades o dependencias policiales, «muchos al interior del país, sin investigación previa, sin evaluación del perjuicio que la medida iba a ocasionar porque se paralizan los procesos, al no haber reemplazo para las pesquisas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + 20 =