Compartir
Foto: Institucional
Foto: Institucional

Lima, Perú (Spacio Libre).- El congresista José Luna, de Solidaridad Nacional, es dueño de la Universidad Telesup, que ha sido acusada de violar, en primer lugar, el Código del Consumidor. La denuncia fue hecha por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI).

Se denuncia que la universidad ofrece una modalidad de ingreso directo «por promoción» que excluye al beneficiado de pagar el examen de admisión. Hay alumnos, entonces, que ingresan pagando lo que otros no y en el proceso no se mide la capacidad de los segundos para empezar una carrera universitaria. La promoción se hace por teléfono: una señorita llama a su casa y le da la magnífica noticia de que usted o su hijo ingresó a la universidad Telesup sin mayores requisitos que el pago de matrícula y la primera pensión de enseñanza. Se preocupan de no llamar a los que están en el Centro Preuniversitario de la Universidad Telesup, ni a los que se inscribieron en el examen de admisión del 9 de febrero.

En segundo lugar, la ANR acusa a la entidad educativa de incumplir la Ley Universitaria en su artículo 21. Según este, todo ingreso a una universidad debe efectuarse por concurso.

José Luna Gálvez es congresista por Solidaridad Nacional / Foto: Internet
José Luna Gálvez es congresista por Solidaridad Nacional / Foto: Internet

Pero la universidad del congresista Luna parece ampararse bajo otras leyes. Según representantes de Telesup, su método es europeo y, de esta manera, tienen hasta tres maneras de ingreso: dicen que el 9 de febrero no se realizó un examen de admisión ordinario, sino un examen «solo para las becas» (?), el 6 de abril próximo se realizará el examen verdadero y, además, se puede ingresar directamente si se tuvo la suerte de recibir la llamada de algún representante de la Universidad.

¿Quién dijo que la nueva Ley Universitaria no era urgente? El decreto Legislativo 882, promovido por el gobierno del dictador Fujimori, es responsable de estos papelones y es, felizmente, tema de discusión en la comisión de educación del congreso, que se encarga de este problema.

Por: Leonardo Cárdenas / @epidemor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 + ocho =