Compartir
 Caricatura por Carlín (La República)
Caricatura por Carlín (La República)

Lima, Perú (Spacio Libre).- Alex Montoya Agüero era tesorero en Comunicore y administraba también fondos en otras cuatro empresas. Todas tenían los mismos dueños. Como funcionario de la cuestionada empresa, Montoya fue beneficiado por la deuda de 35 millones de soles que la gestión de Luis Castañeda pagó. Gracias a la investigación de la División de Lavado de Activos de la Dirandro, podemos sospechar que una parte de ese dinero terminó en la cuenta de un poderoso cartel colombiano.

Los agentes de la policía habían detectado los cargamentos de droga en el puerto del Callao el 2009, en medio de conservas de alcachofa. Detuvieron a un colombiano y a cinco peruanos. Los seis declararon que el hombre del dinero fue Montoya Agüero.

Orlando Sabogal Zuluaga, alias "El mono" / Foto: Diario de León
Orlando Sabogal Zuluaga, alias «El mono» / Foto: Diario de León

Si se dudaba del origen de la empresa cuando la Municipalidad Metropolitana de Lima pagó la deuda a Comunicore, más se debía dudar de sus funcionarios. Montoya Agüero movió más de medio millón de dólares al narcotráfico, específicamente al Cartel del Norte del Valle, liderado por Orlando Sabogal Zuluaga, alias «Mono Sabogal». El dinero se depositaba en la cuenta de su hermana, no sin antes pasar por las manos de diferentes intermediarios.

Otras movidas

Montoya habría movido, con ayuda de intermediarios, más de 15 millones de dólares a cuentas de países tan diversos como China, Panamá, España y Estados Unidos. Una de las transferencias de medio millón de dólares la destinó a un familiar de Florentino Riveira Farfán, cabecilla del conocido Cartel del Caribe.

Si Montoya fue financiado por Comunicore y las otras empresas, y Comunicore fue financiada con 35 millones por la administración de Luis Castañeda Lossio, el dinero que los limeños le confiaron al «Alcalde Solidario» puede estar manchado (o lavado) con la sangre del narcotráfico. La investigación sigue.

Por: Leonardo Cárdenas / @epidemor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez − 3 =