Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por: Francisco Pérez García / @Franco_alsur

Se autodenomina «la super defensora de los niños», haciendo alusión a una imagen de heroína de aventuras, también se dice «la Tía Julia», porque en su período anterior, asegura, los niños la llamaban así cuando se reunía con ellos… Julia Valenzuela, ha decidido volver al Parlamento, ahora en las filas de Alianza por el Gran Cambio, va con el número 13 y nosotros decidimos conversar con ella para saber que hay detrás de aquellos sobrenombres propios de una campaña electoral.

Enrumbamos al distrito de San Luis, por la avenida que le da nombre al distrito, pasamos la parte posterior de La Videna, en lo que era el antiguo Parque Túpac Amaru, un par de cuadras más allá llegamos a la fábrica «Universal», centro de operaciones de la familia y por estos días un agitado local de campaña, donde «la tía Julia» revisa las cuentas de la empresa, conversa con los empleados y organiza los entretelones de una campaña que la ha llevado a recorrer diversos puntos de la ciudad en busca de los ansiados votos que la hagan regresar a una curul.

Al pasar a su oficina, nos muestra el spot que anda saliendo en la televisión «TíaJuliacongresista,tíajuliacongresista», repite al unísono un coro de voces infantiles, que según Valenzuela, son su público cautivo.

Señora Valenzuela, ¿por qué volver al Congreso después de cinco años? ¿que quedó pendiente?

Quedaron trabajos por hacer, muchas cosas pendientes con relación a la infancia, los derechos de los niños han quedado relegados, son explotados, agredidos, violados, asesinados y no reaccionamos sino hasta cuando hay una campanada mediática, recién ahí todos reaccionan.

¿Y por qué cree qué ocurren estos hechos? ¿cómo proteger a la niñez en zonas de pobreza por ejemplo?

El gobierno, junto con el congreso, debe tomar una acción participativa con un compromiso de poder trabajar por los niños para darles una protección integral. Por ejemplo, nosotros promovimos en la gestión anterior la creación de los Consejos Regionales por los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (NNA), con un presupuesto, con participación del gobierno regional, las organizaciones sociales, las ong, las alcaldías escolares, para que presenten propuestas articuladas…

Pero la COMUDENNA (Comisión Multisectorial de Defensa de los NNA) ¿no era una cosa similar a nivel nacional?

Sí, pero no avanza mucho, se queda en propuestas, nadie le da importancia al tema de la infancia ¿será por qué los niños no votan?

Usted promovió el tema de mayores sanciones para violadores de niños ¿esto funcionará para reducir estos crímenes?

En el tema de la violencia sexual contra los NNA hemos trabajado en el incremento de las penas de cárcel pues esto serviría para dar sanciones adecuadas. Lamentablemente, muchas veces los casos no se denuncian o terminan en la comisaría donde a veces, por presiones o amenazas se concilia o se retira la denuncia. De llegar al congreso volveremos a impulsar el tema.

La revisión de las últimas encuestas nos sirve de puente para cambiar de tema, y hablar sobre algunos aspectos políticos. Como lo mencionamos al inicio de la nota, Valenzuela Cuéllar, postula al Parlamento en la lista congresal de Pedro Pablo Kuczynski. En su período de parlamentaria ella llegó al Legislativo en las filas de Perú Posible, incluso en el año 2000 cuando se desató la lucha contra la dictadura fujimorista. Al cabo de unos años, decidió dejar el partido de la chakana argumentando falta de apoyo para sus iniciativas legislativas.

¿Su salida de Perú Posible califica como transfuguismo?

Yo viví la época del transfuguismo, que fue difícil, no sabíamos en el 2000, quien era quien y de pronto los veíamos quitarse la máscara y decir que apoyaban a Fujimori, cuando todos pensábamos lo contrario. Yo me salí de Perú Posible, años después, pero no por conveniencia o intereses políticos, simplemente ya no tenía el apoyo para promover muchas leyes en favor de la infancia, lo mío no fue transfuguismo.

Entonces ¿qué cosa es el tránsfuga?

Estoy segura que es el que se va por conveniencia política. El que hace eso debe ser sancionado, separado de la función, porque con eso engaña al pueblo.

¿Se arrepiente usted de haber apoyado al ex presidente Toledo?

No me arrepiento de haber estado en Perú Posible. Nosotros, mi familia y yo, apostamos por Toledo, apostamos por la recuperación de la democracia, invertimos mucho para la Marcha de los Cuatro Suyos y la campaña electoral, yo no llegué al congreso comprando mi puesto, llegué porque creía en un cambio… llegué porque contribuí en la campaña.

Y así, con la reiteración de su propuesta de defender los derechos de los niños y promover mejoras en la educación, Julia Valenzuela Cuéllar apuesta a volver al Parlamento, con el número 13 en la lista de PPK. Está segura que la «Tía Julia» dará que hablar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − 5 =