Compartir
Foto: RPP
Foto: RPP

Por: Francisco Pérez García y Luis Pacheco Quispe 
@franco_alsur  / @Pacheco_Quispe

Pasa el tiempo, estalla un conflicto social que se mantenía latente en el país, la policía actúa y reprime de manera desmedida y tenemos muertos en el proceso. Esto ha ocurrido en Pichanaki, donde el diálogo llegó después que en la siempre lejana Lima se enteraran que los pobladores de esta zona de la región Junín se oponían a las acciones de la empresa petrolera PlusPetrol que venía realizando procesos de exploración sísmica para la posterior explotación de pozos petroleros, sin embargo la población señalaba que esto se venía haciendo de manera inconsulta. Además la empresa tiene más de una sospecha sobre malos manejos ambientales y poco respeto por los ecosistemas donde trabaja. Detalles que han sido revisados aquí en Spacio Libre. 

La lejana Lima, ausente para la mayoría de regiones y donde funciona el centro del poder reaccionó tarde. El gobierno tuvo que esperar (otra vez) la protesta enérgica y la represión policial desmedida que culminó con un muerto y decenas de heridos, para poder formar una comisión de alto nivel y buscar el diálogo que tantas veces niega. Diálogo que finalmente llegó a acuerdos que se espera sean cumplidos.

Pero hay otra visión dentro de estos conflictos sociales y que tienen en la funesta frase de Alan García -«los ciudadanos de segunda categoría» durante la situación en Bagua- su cúspide más alta. Y se trata del racismo. Ese mal que produce que Lima le de la espalda a las regiones y que los medios de comunicación no se preocupen por lo que ocurre en esas zonas que también pertenecen a nuestro país.

Eso sumado al pensamiento que los ciudadanos que protestan en regiones son gente que no piensa y se deja llevar por «extremistas» o como dijo el presidente Humala «gente que vive de la agitación».  Frase curiosa viniendo de alguien que también fue sindicado como agitador y extremista en su momento.

Un post en facebook del periodista y gestor cultural Paco Bardales da una señal de alerta al respecto

paco2

Sin duda alguna el racismo está presente en nosotros, está en nuestra sociedad y forma parte de las causas de los conflictos sociales. Al respecto conversamos con el periodista y escritor Eloy Jáuregui, quién siempre tiene un estilo peculiar para analizar las diversas situaciones del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 + nueve =