Compartir
Foto: Fuero Interno

Por: Francisco Pérez García

No hay nada más alucinante que hablar de periodismo, mientras hacemos periodismo. Y eso fue lo que hicimos el último sábado en pleno PressCamp. Y es que mientras veníamos discutiendo como en años anteriores, cuáles son nuestras limitaciones y aciertos en el ejercicio de la carrera, una bomba amenazaba con reventar en el medio de la sala del Instituto San Ignacio de Loyola, donde estábamos: la renuncia del presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner.

Inmediatamente los celulares en plan «smartphone» empezaron a funcionar como canales de confirmación de una noticia que empezaba a convertirse en una realidad notoria. Al estar conectados, el Twitter y el Facebook empezaron a abarrotarse de rumores y chascarrillos que terminaban por confundir más a quienes estaban distraidos.

Mientras Juan Carlos Luján hablaba sobre la importancia de reconfirmar y contrastar las informaciones, eso fue lo que empezó a hacerse. Contrastar, llamar, mandar un correo, un tuit, un post en face pidiendo información, es decir, simplemente cumplir la clase número 1 de Periodismo en la facultad: Toda información debe ser contrastada.

Al margen de la coyuntura que nos atrapaba, pudimos conversar y discutir sobre lo que se hace en la carrera. Previamente, José Fuertes de la Agencia Lima Norte, comentaba sobre la importancia de verificar también las informaciones y priorizar, no sólo lo que le gusta a la gente, sino también lo que puede resultar importante, al margen de las coyunturas.

Por su parte, Deborath Ipinze y Paco Bardales nos presentaron a la Red de Periodistas Culturales un tremendo esfuerzo por unificar a todos aquellos, periodistas o no, interesados en difundir las iniciativas culturales en nuestro país.

Algo más temprano, Erick Iriarte daba cátedra sobre derecho digital y contaba los límites que como periodistas debemos tener en internet para no caer en incómodas demandas judiciales que pueden terminar en sentencias nada agradables.

Más temprano aún, el autor de esta nota tuvo que dar el «play de honor» (repitiendo el plato como el año pasado) con una presentación sobre la importancia de tomar una posición en coyunturas políticas.

Después del almuerzo, Óscar Soto, nos decía que en cuestión de internet aún «Lo estamos haciendo mal». Lo más llamativo de la exposición fue la frase que señalaba que los contenidos de las portadas de una página web no deberían ser elaboradas por un código, sino por «cabezas pensantes».

Luego Pamela Acosta se preocupaba en recordarnos que el lenguaje es el bien más preciado de los periodistas, el cual debemos cuidar.

Javier García Wong, nos explicaba su experiencia como periodista freelance.

Nos tuvimos que ir pero en la cartera quedaba Antonio Ognio hablando sobre Periodismo programable y Diego Peralta con una pregunta más que provocadora ¿Qué debe aprender el periodismo de la pornografía?

En las próximas semanas, la página del PressCamp presentará las exposiciones, pero como siempre lo interesante e importante fue tener un espacio para poder mirarnos nuevamente y analizar en qué andamos y qué nos falta.

Lo interesante, fue encontrar a la gente de Fuero Interno, una publicación digital elaborada por un grupo de jóvenes estudiantes de periodismo de la universidad Bausate y Meza, quienes esta vez no expusieron, fueron a escuchar… pero estamos seguros que para la cuarta edición que de hecho vendrá, ya los escucharemos comentar sus experiencias, además de saber que les pareció hacer periodismo… mientras hablábamos de periodismo.

Un comentario en «iINFORME. PressCamp: Hablar de periodismo haciendo periodismo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 18 =