Compartir
Foto: Internet

Lima, Perú (Spacio Libre).- Óscar Mollohuanca, alcalde de la provincia de Espinar, en Cusco, fue enviado a prisión preventiva por cinco meses, esto a raíz de las acusaciones por las violentas protestas de los espinarenses ante la minera Xtrata Tintaya. El alcalde fue conducido a un penal del departamento de Ica, en la que calificó como un “abuso de poder” y una “orden de las mineras”.

“Hay elementos falsos en los que se basa esta prisión preventiva. Me han condenado a una prisión política, seguramente por intereses de arriba, por ejemplo de las empresas mineras”, declaró el burgomaestre de Espinar mientras era esposado.

Mollohuanca además, negó haber estado en la clandestinidad. “Es totalmente falso, y hay documentos probatorios”, indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − seis =