Compartir
Foto: diario-octubre.com
Foto: diario-octubre.com

Internacionales (Spacio Libre).- La organización internacional estadounidense Human Rights Watch (HRW) criticó el “legado autoritario” que deja Chávez tras su fallecimiento, lamentando además la “abierta indiferencia” que consideran el mandatario tuvo por los derechos humanos fundamentales en su país.

Luego de conocerse el deceso del gobernante venezolano, la organización declaró en un comunicado de prensa que “La presidencia de Hugo Chávez (1999-2013) estuvo marcada por una alarmante concentración de poder e indiferencia absoluta por las garantías básicas de derechos humanos”.

HRW manifiestó que Chávez y sus partidarios desplegaron tal concentración de poder luego de una nueva constitución en 1999 y superar un “breve golpe de Estado” en 2002, tomando el control del Tribunal Supremo y debilitando a periodistas, defensores de derechos humanos y otros venezolanos.

Fidel Castro & Hugo Chávez / Foto: elsolonline.com
Fidel Castro & Hugo Chávez / Foto: elsolonline.com

Política

Siguiendo con las críticas, señaló a Cuba, principal aliado de Venezuela en la era de Chávez, como “el único país en la región donde se reprimen sistemáticamente casi todas las formas de desacuerdo”, recordando que Chávez Frías se refirió a Fidel Castro como su “modelo y mentor”.

También se mostró en contra del respaldo que ofreció al presidente de Siria, Bachar Al Asad, al libio Muamar Gadafi y al iraní Mahmud Ahmadineyad, otorgándoles la Orden del Libertador, máxima condecoración oficial venezolana. Además, reprobó que Chávez votara contra resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que condenaban determinadas acciones de Corea del Norte, Myanmar, Irán y Siria.

Foto: analitica.com
María Lourdes Afiuni / Foto: analitica.com

Libertad de expresión

HRW condenó que el segundo periodo de Chávez resolviera “intimidar, censurar y perseguir judicialmente” a los venezolanos contrarios a su agenda política, específicamente el caso de la jueza María Lourdes Afiuni, quien cumplió prisión preventiva por más de un año y actualmente está bajo arresto domiciliario, con cargos de corrupción tras liberar a Eligio Cedeño, banquero opositor de Chávez y sospechoso de estafa al Estado venezolano.

La organización reprobó asimismo el incremento “radical” del control de contenidos en medios de comunicación, así como leyes que ampliaron y endurecieron las penas por “ofender” a funcionarios públicos, y el que se justificaran estas medidas como necesarias para “democratizar” los canales de señal abierta del país.

“Sin embargo, en vez de fomentar el pluralismo, el Gobierno abusó de su potestad regulatoria para intimidar y censurar a sus críticos. Amplió de uno a seis los canales administrados por el gobierno», acusó HRW, enfatizándose en la relación entre Chávez y el canal RCTV, cuya licencia no fue renovada y sus antenas de transmisión confiscadas en 2007.

Foto: Referencial
Foto: Referencial

Derechos humanos

HRW criticó también que Chávez “repudiara” al sistema interamericano de protección de derechos humanos (DD.HH.), eludiendo sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, impidiendo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y otras organizaciones internacionales (incluyendo a la propia Human Rights Watch en 2008) visitar el país.

Denunció que durante el gobierno de Chávez las autoridades procuraron desacreditar a defensores de DD.HH., acusándolos de recibir apoyo estadounidense para desestabilizar la democracia venezolana. La organización argumentó que “si bien algunas organizaciones han recibido fondos de fuentes estadounidenses y europeas, no existen pruebas creíbles de que la independencia e integridad de su trabajo se hayan visto comprometidas por la ayuda internacional”.

Con información de EFE.

Por: Jaime Canicoba / @Canicoba307

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 5 =