Compartir

Programa «Cuarto Poder» reveló el último domingo una serie de audios que hilvana la telaraña detrás del «caso Moreno», que involucra un convenio entre el Seguro Integral de Salud (SIS) con el Arzobispado de Lima.

406637
Carlos Moreno sentenció que el «chuponeo» se habría dado en Palacio de Gobierno y que sí sería su voz, pero habrían editado el audio. / Foto: Difusión

Por: Marquiño Neyra
@AndyNeyraY

Negocio redondo. En dichos audios, el médico de cabecera y hoy exasesor del presidente Pedro Pablo Kuczynski en temas de salud, revela que su negocio o, mejor dicho, su «mina de oro» iba a darle cifras impensables. La creación de una clínica donde clientes del Seguro Integra de Salud (SIS) y de una clínica adscrita al Arzobispado, irían a parar en una jugosa jugarreta cocinada por el exasesor presidencial, Carlos Moreno.

La tecnología no solo era uno de las virtudes de este centro de salud, sino también destacaba la calidad de reconocidos médicos reunidos, la mayoría extraídos del Hospital Nacional Arzobispo Loayza, el cual alberga más pacientes que todos los hospitales del país.

El gancho para atraer a tantos médicos era simple: él les pagaba más de lo que les ofrecía otros centros de salud.

«Si  a ellos les pagaban 100, yo les pagaba 150. No sean mezquinos con los médicos», señaló Moreno en el audio, agregando además que la verdadera ganancia está en las radiografías, rayos x, entre otros.

MANO RELIGIOSA

A todo esto, ¿qué tiene que ver el Arzobispado de Lima? Primero, porque según la norma vigente, no se le permitía a dicha clínica hacer acuerdos con empresas privadas, sino solo con municipios y la Iglesia.

Segundo, porque según la conversación que entabla con  monseñor Raúl Chau obispo auxiliar de Lima, la iglesia ganaría una comisión del 3% de la oficina administrativa. Y, claro, además de brindarle su apoyo en relación a la distribución de la píldora del día siguiente.

Asimismo, el exasesor revelaría que el tema relacionado a la píldora no es el pensamiento del presidente y que todo lo dicho por la ministra de Salud, Patricia García Funegra, eran tonterías. «Es una loca», increpó.

En cristiano, el Arzobispado de Lima, que tiene más del 80% del apoyo religioso del país, deja que se bañen en dinero -perjudicando a los más pobres-, siempre y cuando apoyen a la Iglesia con sus fines económicos e ideológicos.

base_image
El sábado 1 de octubre, Zavala confrontó a Moreno sobre los audios y este renunció el mismo día al sentirse ofendido. / Foto: Andina

En conversaciones con RPP, el exasesor detalló que estas negociaciones se dieron luego de un intento para lograr un convenio entre el Arzobispado de Lima y el Seguro Integral de Salud (SIS) para que policlínicos parroquiales atiendan a los asegurados. Este acuerdo, gestionado en el anterior gobierno al mando de Aníbal Velásquez en el Ministerio de Salud, no se concretó.

Fernando Zavala, presidente del Consejo de Ministros (PCM) explicó en «Cuarto Poder»que todo acto de corrupción será investigado y que, además, se habrían violado los protocolos de seguridad de Palacio de Gobierno.

A pesar de todos los destapes y detalles sin rebelar, aún queda una interrogante palpable: ¿Quién fue el que grabó la conversación con Moreno? ¿Por qué?

EL DATO

El exasesor presidencial de PPK fue denunciado por los delitos de concusión, colusión, cohecho pasivo propio, cohecho pasivo impropio, negociación incompatible, tráfico de influencias y asociación ilícita.

El SIS ha entrado a un proceso de reorganización, bajo una comisión presidida por el ministerio de Salud. En los próximos días se estaría presentando la denuncia penal contra Moreno y quienes resulten responsables de este primer escándalo de corrupción del gobierno de Peruanos Por el Kambio.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez + once =