Compartir

Este martes fue elegido Walter Gutiérrez, exdecano del Colegio de Abogados de Lima, como el nuevo Defensor del Pueblo. La elección contó con el respaldo de la mayoría de bancadas y con algunas abstenciones sobre todo del partido de gobierno, Peruanos Por el Kambio, que rechazaban la poca idoneidad e independencia de Gutiérrez para un cargo de este tipo. Pero esta no es la primera vez que Gutiérrez candidatea a la Defensoría, ni tampoco la primera vez que caen dudas sobre su postulación.

Walter Gutiérrez, electo Defensor del Pueblo / Foto: Archivo internet
Walter Gutiérrez, electo Defensor del Pueblo / Foto: Archivo internet

Por Francisco Pérez García
@franco_alsur

En el año 2008, Walter Gutiérrez fue elegido decano del Colegio de Abogados, puesto en el que permaneció  justo en pleno gobierno de Alan García. Gobierno al que ha sido vinculado más de una vez, debido a sus actuaciones en diversos momentos del régimen aprista.

Fue parte del equipo legal que defendió al gobierno frente a la demanda de inconstitucionalidad presentada por el partido Nacionalista a la firma del Tratado de Libre Comercio con Chile.

Al respecto así recogía  el diario Gestión en el año 2010, las declaraciones de Gutiérrez:

“Consideramos que la demanda no tienen ningún fundamento; el Tratado de libre Comercio con Chile fue celebrado y aprobado cumpliendo todas las exigencias de los reglamentos jurídicos y particularmente de la Constitución”, indicó a la agencia Andina.

Pero quizá lo que más polémica generó fue su nombramiento como integrante de la comisión investigadora de los hechos ocurridos en Bagua, y fue propuesto por el Ejecutivo, sin embargo no participó en las reuniones del grupo de trabajo al cual renunció por «no tener tiempo» debido a sus ocupaciones como decano del Colegio de Abogados.

SU FRUSTRADA ELECCIÓN

En el mes de junio de 2011, antes de culminar el gobierno aprista, ocurrió algo sorprendente. El congreso presidido por el aprista César Zumaeta, decidió impulsar de manera relámpago la elección del Defensor del Pueblo, con una característica peculiar: Un solo candidato propuesto por el Ejecutivo: ¿El designado? Nada más que Walter Gutiérrez.

Así informábamos en Spacio Libre, sobre esa decisión tan rápida:

La decisión de elegir rápidamente a un titular de la Defensoría fue criticada por diversos sectores que consideraron la designación como un acto apresurado, entre ellas la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos que hizo un llamado para que este tema sea visto por los nuevos legisladores que inician funciones el 28 de julio de este año.

Así mismo, se despertaron sospechas sobre las razones por las cuales la bancada aprista impulsó la única candidatura a la Defensoría del Pueblo. Suspicacias que se alimentaron cuando IDL-Reporteros dio a conocer la relación que tenía el exdecano del Colegio de Abogados con el parlamentario aprista Luis Gonzales Posada.

Obviamente, la elección fue frustrada por el nacionalismo que reiteraba la cercanía del candidato con el gobierno aprista, situación que fue acrecentada con el informe de IDL-Reporteros que mencionábamos en aquel momento.

Precisamente, IDL presentó un informe donde se vinculaba a Gutiérrez con el entonces parlamentario Gonzales Posada

Gutiérrez condecorando a Gonzales Posada / Foto: IDL Reporteros
Gutiérrez condecorando a Gonzales Posada / Foto: IDL Reporteros

El 7 de julio de 2008, cuando todavía era decano del CAL, Gutiérrez propuso que se le otorgara la condecoración “Vicente Morales y Duárez” a Gonzales Posada, entonces presidente del Congreso, por su “defensa del estado de derecho y de los valores democráticos”. La iniciativa se aprobó de inmediato y días después Gonzales Posada exhibió una bonita medalla colgada de su cuello.

Consultado por IDL-Reporteros, Gonzales Posada sostuvo que informó de este tema a los demás miembros de la comisión evaluadora que preside y que ninguno de ellos vio una incompatibilidad entre la condecoración y su propuesta. “No veo por qué una cosa así podría dañar mi objetividad”, afirmó.

Pues bien,  quizá sea cierto que la objetividad del congresista no se vio mermada, pero mucho menos lo fue la velocidad con la que Gonzales Posada propulsó el lanzamiento de la propuesta de Walter Gutiérrez. Tanto así, que el periodo de tachas para los 34 candidatos que se presentaron a Defensor del Pueblo duró menos de 72 horas y que el trabajo de la comisión concluyó antes del plazo que se habían fijado (terminaron el 1 de junio y tenían tiempo hasta el 6 de junio), en medio de la segunda vuelta electoral.

A la semana siguiente, el aprismo volvió a intentar elegir a Gutiérrez, como único candidato, donde tampoco prosperó la elección y más bien se caracterizó por los golpes, empujones e intentos del aprismo y el fujimorismo por alargar la votación a pesar de tener el proceso en contra.

Así informamos sobre esa lamentable sesión:


Video: Canal N en Terra

La accidentada sesión terminó con un presidente del Parlamento, César Zumaeta, apurado por bajar a su escaño y votar para lograr mayores adherentes. Ante la ausencia de Zumaeta en la mesa, el vicepresidente Alejandro Aguinaga asumió la conducción del Pleno, pero fue rodeado por los congresista nacionalistas que reclamaban el cierre de la votación que se extendió más de la cuenta. Al final, los empujones y manotazos estuvieron alrededor de Aguinaga quien sólo atinó a pararse y retirarse de la Mesa Directiva.

En el 2012, ya con Congreso nuevo, Gutiérrez fue nuevamente voceado como candidato. Sin embargo las molestias en su contra persistían. Los colectivos y organizaciones de derechos humanos señalaban la poca idoneidad e independencia de Gutiérrez.

En el comunicado emitido enarbolan la independencia que siempre mantuvo la Defensoría del Pueblo, aún en los tiempos de la aguda dictadura de Fujimori y Montesinos, y  solicitan al Congreso reflexionar sobre las cualidades necesarias para elegir al Defensor del Pueblo, entre las que destacan Integridad e Independencia, y Gutiérrez Camacho por su abierta filiación aprista, no cumple este requerimiento.

Además, denunciaron que el proceso de selección fue poco transparente dada la trascendencia de la decisión, argumentan que no se han hecho entrevistas públicas a los candidatos y por ende, no se conoce las propuestas de Gutiérrez, candidato único.

Así las cosas, Gutiérrez volvió al ruedo este año y con la votación de 94 congresistas fue elegido como Defensor por encima de las nominaciones del consitucionalista Samuel Abad y del expresidente del Jurado Nacional de Elecciones, Enrique Mendoza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 4 =