Compartir

El negativo desenlace se dio luego que manifestantes bloquearan la carretera donde los miembros del proyecto minero La Bambas, en la provincia de Cotabambas (Apurímac), transportaban sus minerales. El enfrentamiento con la policía dejó un muerto y más de 20 heridos.

bambas-2-noticia-811985
Foto: La República

Redacción Spacio Libre
@spaciolibre

Este viernes durante la tarde se produjo otro episodio violento relacionado al conflicto social del proyecto minero Las Bambas, campamento ubicado en las provincias de Grau y Cotabambas (Apurímac). El comunero Quintino Cerceda Huilca (42) murió de un disparo en la cabeza.

El choque entre los pobladores y la policía ocurrió durante la tarde en la comunidad campesina de Choquecca, ubicada a 40 minutos de la localidad de Tambobamba.

En el lugar los comuneros armados con piedras y hondas se enfrentaron a la policía para bloquear una carretera que emplea la minera para transportar sus minerales.

Los manifestantes fueron desalojados por alrededor de 500 policías, cuya pugna habría producido la muerte del comunero mediante una herida de bala en la cabeza.

Amnistía Internacional, ente que vela por los derechos humanos, expresó este sábado mediante una nota de prensa que según el derecho y las normas internacionales, la policía sólo puede usar la fuerza cuando sea estrictamente necesario y ese uso debe ser proporcional a un propósito legítimo.

«Las armas de fuego sólo pueden utilizarse como último recurso, como defensa frente a una amenaza inminente de muerte o lesiones graves, y el uso letal intencionado de armas de fuego sólo puede justificarse cuando sea absolutamente inevitable para proteger vidas», señala el comunicado.

Asimismo, Amnistía ha exigido a las autoridades que se proceda a investigar de forma «inmediata, exhaustiva e independiente respecto de los hechos ocurridos en la provincia de Cotabambas, Apurímac, y que se sancione a los responsables.»

Por su parte el Ministerio del Interior emitió un comunicado sobre este tema lamentando la muerte de Quintino Cereceda Huiza y señaló que habría 20 policías heridos debido al enfrentamiento.

Quién también expresó su posición fue el congresista de Apurímac por el Frente Amplio, Richard Arce quien criticó la desidia del Ejecutivo al señalar «que no ha demostrado eficiencia para atender las justas demandas de las comunidades, enviando a los mismos funcionarios de mando medio del gobierno de Ollanta Humala a la Mesa de Diálogo del proyecto Las Bambas, como se vio en las sesiones del pasado jueves 6 y viernes 7 de octubre».

Ante esta situación, demandó un nuevo relacionamiento con la población “Es necesario una presencia real del Estado en Cotabambas, que se aborde de manera integral los problemas y se desarrollen canales eficientes de diálogo, con nuevos funcionarios en la mesa de diálogo”.

Con esta situación, el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski tiene en su haber a la primera víctima mortal por conflictos sociales producidos en esta gestión.

Hasta el cierre de esta nota, los manifestantes mantenían bloqueada la vía y no han permitido que la fiscalía proceda al levantamiento del cadáver de Cerceda Huilca.

En septiembre del año 2015, este conflicto ya había generado al menos 3 muertos producto de las protestas y enfrentamientos con la policía.

MESAS DE DIÁLOGO

El último diálogo entre la población y los funcionarios del gobierno fue el pasado 9 de octubre, donde reanudaron las discusiones sobre los ejes temáticos en torno a este conflicto minero.

El pasado 9 de octubre se reinició el diálogo entre la población y funcionarios del gobierno en la provincia de Cotabambas. Allí se acordó la creación de dos subgrupos de trabajo y también realizar visitas guiadas al proyecto minero Las Bambas.
La próxima reunión de este grupo de trabajo estaba programada para el 3 de noviembre en Tambopata con los puntos de agenda de modificatoria del EIA del proyecto Las Bambas e informe de las acciones del OEFA.
EL DATO

Recordemos que esta no es la primera vez que se registran casos de violencia en protestas sociales en esta zona del país, pues durante el 2015 se registró la muerte de tres civiles (Exaltación Huamaní Mío, Alberto Cárdenas Challco y Beto Chahuayllo Huillca) y decenas de heridos entre manifestantes y efectivos policiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

seis + dos =