Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
El 79% de mujeres del distrito de Mazán en Loreto han sido víctimas de violencia sexual. Foto: laindustria.pe
El 79% de mujeres del distrito de Mazán en Loreto han sido víctimas de violencia sexual / Foto: laindustria.pe

Loreto,  Perú (Spacio Libre).- Un estudio hecho por la ONG Promsex en el distrito iquiteño de Mazán muestra una realidad que no es ajena a otras localidades de la selva, y tampoco del Perú. Un 79% de las mujeres encuestadas entre 18 y 29 años declararon haber sido víctimas de violencia sexual en algún momento de su vida.

De estas mujeres, el 68% indicaron que han sido víctimas de violencia sexual cuando eran menores de 18 años y, el 72% fue víctima de la primera agresión sexual entre los 14 y 17 años.

La  investigación realizada  en Mazán revela que antes de sufrir una violación hay una cadena de hechos de violencia hacia la mujer, aún niña o adolescente; además, de las consecuencias de estos abusos en la vida de las víctimas

Jaris Mujica, un investigador de este estudio, señala que no es posible disociar una violación de una cadena o historia de violencia: “Las violaciones parte de una larga cadena derechos de violencia en la trayectoria de vida de las personas, en este caso de las mujeres”, manifestó.

Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) 2011, el 27% de las adolescentes en Iquitos ya son madres, y el 3% están embarazadas de su primer hijo.

En Mazán, el 84,6% de las encuestadas ha tenido por lo menos un hijo. El 56% de las mujeres que tuvieron un hijo entre los 14 y 17 años indica que su embarazo fue resultado de algún tipo de abuso. Esto demuestra, según Mujica, que para prevenirle embarazo no solo se trata de capacitación o anticoncepción, pues, a pesar de saber aplicar determinado método, no pueden usarlo al no tratarse de una relación consentida: “Esto afecta de manera directa la situación de la mujer: retrasa su educación, su ingreso al campo laboral, etc.

Lima es el departamento con el mayor número de víctimas con un 29.4 %. Foto: www.larepublica.pe
Lima es el departamento con el mayor número de víctimas con un 29.4 %. Foto: www.larepublica.pe

Jaris Mujica pone en evidencia el enorme sub registro que tenemos, así, solo el 3% de  la data de información sobre violaciones declaradas  fue denunciada.

“En este distrito (Mazán) en el año 2011, el  97% de violaciones no fueron denunciadas, este patrón se están repitiendo en otras regiones del Perú. Contamos con información oficial precaria frente a un problema extendido y prevalente”, explicó.

Mujica agregó “En este caso estamos hablando de más de la mitad de la población, adolescentes embarazadas asociadas a la violencia. La violencia aparece aquí en una situación recurrente de alta victimización, de alto impacto pero que no aparece solamente en la violación sino que aparece en una cadena, una línea histórica”.

“Mazan es pequeño, tiene 13000 habitantes. Es decir que el 93% de los agresores están en el entorno de la víctima y es posible reconocerlos. Es terrible que la probabilidad que te viole un desconocido sea más baja que se alguien de tu entorno. En esta zona hay movimiento comercial, flujo de madera, petróleo. Si bien esto sucede con precisión en esta parte del país y la documentación es muy clara para probar esto, lo que nos dice que probablemente también sucede en otras partes del país y que no es un asunto de lo rural y de la amazonia, esto seguramente este pasando en otras partes del país, en la costa, en la sierra, en Lima, a la vuelta de la esquina, es importante comprender la magnitud de esto”, concluye Mujica.

Por ello, ante esta realidad, diferentes organizaciones feministas lanzaron el pasado 7 de agosto, en Lima, la campaña ‘Un Hombre No Viola’, cuyo objetivo es generar conciencia sobre el alto número de casos de violaciones a mujeres y menores de edad en el Perú.

Por: Esthefany Chacaltana / @EsthefanyCN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =