Compartir
Alumnos y docentes no pudieron ingresar a UNE/ Foto: Enzo Alminagorta (Spacio Libre)
Alumnos y docentes no pudieron ingresar a UNE/ Foto: Enzo Alminagorta (Spacio Libre)

Por Javier Contreras/ @Javiperiodismo

La apacible Chosica se vio convulsionada  esta mañana por la presencia de un fuerte escuadrón policial y del ejército que custodiaban cada esquina  de la Villa del Sol. ¿La razón? Los docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle «La Cantuta»  salieron a las calles y tomaron la carretera central en protesta por el ingreso de la Asociación Nacional de Rectores a esta casa de estudios.

«Lo que ha sucedido es una vergüenza, se ha burlado la Constitución del Perú, la Ley Universitaria y todos los tratados de defienden la independencia universitaria», proclama un dirigente estudiantil visiblemente enervado.

Y es que, antes de las 8 de esta mañana (horario en que habitualmente inician las labores e ingresan docentes, alumnos y empleados), una comisión de la ANR, acompañado de un contingente policial ingresaron a La Cantuta y cerraron la universidad bajo la consigna de «reordenar la casa» y amparados en el decreto que declaró a esta universidad en estado de desgobierno y facultó a la ANR para intervenirla.

Un fuerte contingente policial estuvo presente en Chosica/ Foto: Enzo Alminagorta (Spacio Libre)
Un fuerte contingente policial estuvo presente en Chosica/ Foto: Enzo Alminagorta (Spacio Libre)

La comisión interventora comunicó que la casa de estudios permanecerá cerrada por 48 horas, hasta que se logre retomar el «clima de gobierno», comunicado que no fue bien recibido por la comunidad cantuteña, quienes responsabilizan de todos estos problemas a los dos últimos rectores Juan Tutuy y Díaz Saucedo, y además indican que José Campos, a quien la ANR impondría como nuevo Rector, es el continuador de la obra «mafiosa y truculenta», de los dos anteriores.

Indignados. Asqueados por una mafia que supera límites imaginables. Enarbolando los principios magisteriales que los grandes docentes cantuteños les legaron,  salieron a la calles, tomaron la carretera central, gritaban «¡Fuera corruptos!» y empezaron un peregrinar hacia la Plaza de Armas de Chosica, presididos por quien consideran su legítimo Rector, Vladimiro Del Castillo, donde se concentraron para renovar su compromiso de lucha por un mejor magisterio, «Somos el comité de defensa», y así van a proceder.

Vladimiro Del Castillo presidió grupo de manifestantes/ Foto: Enzo Alminagorta (Spacio Libre)
Vladimiro Del Castillo presidió grupo de manifestantes/ Foto: Enzo Alminagorta (Spacio Libre)

Intentaron ingresar a la Casona de La Cantuta, local ubicado frente a la Plaza de Chosica, pero el guardián tenía orden de no dejar ingresar a nadie y el ejército apoyaba tal negativa, y en vista de este impedimento se reunieron en la calle, todos juntos, hermanados por la repugnancia que les provoca el proceder de la mafia que intenta apoderarse de su amana universidad, decidieron quedarse vigilantes hasta las 3 de esta tarde, cuando tienen planeada una asamblea universitaria, la misma que aseguran no se verá trunca por el ingreso de estas personas que solo buscan «hace daño a la universidad»

Y decidieron también que seguirán marchando, que llevarán su voz a donde sea necesario, y por eso, mañana desde las 10 en la mítica Plaza 2 de Mayo iniciarán una nueva peregrinación hacia el Congreso, a ver si el Congresista Mora, que días atrás aceptó que el mayor problema de la universidad peruana es la corrupción,  les recibe y apoya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − doce =