Compartir

(Tomado de OTRA MIRADA)

Esta semana se conoció una denuncia de la regidora municipal, Marisa Glave, quien anunció que el uso habitacional del terreno del aeródromo de Collique había sido aprobado en tiempo récord y con una irresponsabilidad lamentable, pues podría traer una serie de perjuicios para la ciudad si la planificación de la obra no es la adecuada. Contando con los precedentes de Comunicore y el Metropolitano, casos cuyas sospechas no han sido aclaradas, cabe la preocupación por esta aprobación al castañedazo.

Collique es un terreno que fue donado hace más de medio siglo para que la aviación civil tenga su escuela. Este gobierno, encabezado por el Presidente García, impulsó la venta de este espacio para que sea destinado a vivienda. En ese momento, se presentan varios postores y como resultado se inició un problema judicial entre el grupo Graña y Montero y el grupo DH MONT & CG & M S.A.C. Finalmente, a inicios de julio de este año, el Tribunal Constitucional (TC) falló a favor del grupo DH Mont & CG & M S.A.C, que ganó en primera instancia la adjudicación, dejando sin efecto la concesión al consorcio Graña y Montero.

No obstante, los vecinos de Collique y los usuarios del aeródromo se han mostrado en contra de esta venta desde el inicio pues la consideran ilegal y arbitraria, además de perjudicial para la aviación nacional. Por esto realizaron una serie de protestas en contra de la misma, pero, finalmente, el Ejecutivo logró imponer su decisión. Sin embargo, este no es solo un problema de licitaciones, sino sobre todo, de planificación. ¿Qué implica el cambio de uso para construir viviendas?

El aeródromo de Collique es un terreno muy grande en la ciudad. Como afirma, Marisa Glave, la construcción de miles de viviendas en este espacio supone una ampliación considerable de la vida urbana, para lo cual es importante que la planificación sea óptima. Esta planificación debe ser clara en cuanto a servicios de salud y educación entre otras cosas. Por ello, la aprobación apresurada de esta modificación de uso resulta sospechosa por la velocidad con la que procedió.

Glave denunció que el miércoles 22 de julio, la Comisión de Desarrollo Urbano se reunió para discutir la agenda regular pero, a último minuto, el Presidente del Instituto Metropolitano de Planificación quiso introducir en la agenda el tema del uso que se autorizaría a Collique. No obstante, dado que el tema no se encontraba en agenda, se acordó discutir el asunto en una próxima reunión con el fin de poder revisar la información respectiva con el tiempo debido. Sin embargo, esa próxima reunión se realizó al día siguiente y de manera “virtual”, pocas horas antes de la sesión de Concejo Metropolitano. En esta sesión se aprobó el uso habitacional de Collique sin haber analizado adecuadamente la información. Solo hubo dos votos en contra.

Una vez más se evidencia la falta de transparencia con la cual opera el Alcalde Castañeda y, la falta de respeto hacia sus concejales. Los opositores a la construcción de viviendas en Collique han pedido al TC, que se ha pronunciado sobre la licitación, que lo haga sobre el tema del uso de este terreno. Mientras tanto, esperemos, por nuestra tranquilidad, que la planificación haya sido la adecuada y que no se esté dando inicio a una mega obra que no pueda siquiera contar con servicios básicos.

2 comentarios en «Collique: nuevas sospechas con Castañeda»
  1. No sé como la gente de este blog pretendería solucionar el problema de la vivienda de los sectores con menores recursos en nuestra ciudad. Muéstrenme un proyecto de inversión con viabilidad técnica y financiera, en vez de sólo criticar (que lo hacen muy bien). Sí hay corrupción quién sea que vaya tras las rejas, pero la realización del proyecto debe continuar, tanta gente viviendo en asentamiento humano, sin servicios básicos, casi sin dignidad por el problema de la distribución de la riqueza. Considero, el proyecto debe continuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos + nueve =