Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Foto: Internet
Foto: Internet
Por: Carlos Bernuy F.
A veces me pregunto si no somos los payasos de Sudamerica. Si somos los menos serios de esta parte del continente. Nuestros jugadores antes de un partido de eliminatoria reciben cómicos en la concentración, aceptan ponerse guantes, sostener huevos, pintarse la cara, y cuanta payasada este frente a ellos.

Al otro lado de la vereda estaba Chile. Entonces comenzó el trabajo »»macho»» que siempre hacemos: «Siempre he tenido hambre a los chilenos», «los voy a ajustar», y otras estupideces que no hacen más que querer ganar un partido antes de jugarlo.

Porque si Vargas sostuvo una bolsa de huevos estuvo realmente equivocado que pateando a Alexis Sánchez los iba a tener bien puestos. Mauricio Isla le demostró lo que es ser lateral y eso que juega en el Udinese y no en la Fiorentina.

El equipo chileno estuvo serio desde el principio, con una atención firme en lo que se iba a hacer, revisando al rival, siendo atrevidos y confiando en un entrenador que infunde respeto y no abandona la concentración para resolver asuntos personales.

Perú ha vivido en los últimos meses de la corrida de Juan Vargas ante Argentina y se olvidó que ese tipo de milagros solo suceden una vez. Nunca le peleamos el mediocampo a Chile, se lo regaló Del Solar colocando a Solano que en la »»U»» solo juega 45 minutos y mete goles de penal. ¿Cómo podía pensar que para frenar a Matías Fernández y Jean Bousejour el viejo »»Ñol»» iba a poder cumplir?.

Debemos concientizarnos todos. Jugadores, dirigentes, prensa y público. Empezar de cero como en algun momento lo hizo Venezuela y el mismo Chile. Debemos ser humildes y empezar a mirar a jugadores que marquen, porque con eso se puede poner la primera piedra. Jugadores que recuperen la pelota, despues de eso ya veremos quien lanza el pase o convierte el gol. Perú no tiene recuperadores de balón y en la eliminatoria eso es mortal.

Ahora debemos agachar la cabeza ante un equipo que fue muy superior a nosotros en todo. En seriedad, concentración, seguridad y en manejo de técnico. Esos jugadores no se pusieron guantes, pintaron la cara, salieron con huevos en la mano o rieron de un chiste de algun cómico. Ellos no son payasos. Ellos no son peruanos.

*El titular corrió por cuenta de la redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 18 =