Compartir
Imagen: Captura de Pantalla
Imagen: Captura de Pantalla

Por: Jack Hurtado / @JackHurtado

Cinco años han pasado desde que un blog salió al mundo digital a pararle el macho a los medios tradicionales que muchas veces sesgan la información para un determinado grupo de poder. Un lustro desde que el periodista Francisco Pérez García inauguró Spacio Libre (SPL) en el desusado blogspot.com. Desde entonces, la web se convirtió en un espacio alternativo de periodismo independiente. No tiene nada de publicidad, fiel garantía que podrá publicar todas las denuncias y plantones contra Ripley, Plaza Vea, Telefónica o cada vez que un grupo empresarial intente abusar de los más débiles.

Desde el saque anunciaron que no eran objetivos, concepto que desde la universidad se les imparte a muchos colegas. Media década desde que Spacio Libre le da voz a los que no alcanzan a ser escuchados, cinco años de volver visibles a los invisibles. Sus casi 15 mil seguidores en Twitter comprueba que no todo está perdido, que aún hay una porción de gente que lee temas relacionados a los Derechos Humanos, a destapes de corrupción, a huelgas, que muchas veces quedan fuera de la “apretada” agenda de los medios de antaño.

Hace casi 2 años que escribí para Spacio Libre y lo disfruté diariamente. Un lugar en el que podía publicar abiertamente mis textos, un sitio en el que se podía opinar libremente, su nombre lo dice todo. Un albergue para “locos” dispuestos a hacer periodismo independiente. Una casa en la que hice grandes amigos.

Entonces, ¿por qué leer Spacio Libre? Porque tienen un equipo de gente joven que estira sus tiempos como chicle para poder comisionar, para salir con los aparatos que tengan a la mano y hacer una cobertura en vivo de algún tema, o reportear in situ y en tiempo real;  porque la mayoría de sus integrantes son estudiantes de periodismo, el futuro de la profesión, chicos con ganas de comerse el mundo con sus trabajos periodísticos.

Leer Spacio Libre porque es una gran alternativa ante el oligopolio mediático.  Leer Spacio Libre porque allí la ‘Teoría de los clics’ no se usa; importan más los temas sociales que el nuevo tatuaje de Paolo Guerrero o el corte de Justin Bieber.  Leer Spacio Libre porque nunca se verán temas mediáticos como el caso Ciro, o pornografía disfrazada de “notas curiosas”.  Leer Spacio Libre porque se quiere cambiar la frase “mientras el público pida basura, los medios le darán basura”.

Cinco años y aún queda muchos reportajes por hacer, más periodistas que formar y muchas noticias que contar. De la manera que SPL lo hace, seguro que la disfrutarán.

Sobre el autor

Por Spacio Libre

Este es el espacio de la redacción, el de las notas casi volteadas, coyunturales y que recogen parte de lo que ocurre día a día. Los demás informes son firmados por cada uno de los autores y respaldados por el equipo. Síguenos en @spaciolibre y www.facebook.com/spaciolibre.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *