"Siendo una condición no es una enfermedad, luego, no tiene cura. Nadie se cura de Autismo" / Foto: AspauPerú
Compartir

"Siendo una condición no es una enfermedad, luego, no tiene cura. Nadie se cura de Autismo" / Foto: AspauPerú

Por: Ernesto Reaño

El hecho de que las personas llamadas normales, o como deba de llamarlos, piensen que saben exactamente cómo funcionan los seres humanos, ha sido una de las cosas más perjudiciales en mi vida: me refiero principalmente al hecho de que las personas hayan tenido un modelo en el cual han intentado que yo encajara. Y al hecho de que han estado absolutamente convencidos de que su modelo era el único modelo existente. Esa es la razón por la que me han dicho que debía comportarme y no ser diferente. Nunca se imaginaron que yo pedía funcionar de manera distinta a ellos y nunca fueron capaces de adivinar cómo me sentía. ¿Falta de empatía o qué? (Gunilla Gerland, mujer asperger, autora de A real person)

Hace un tiempo una delegacíon de Autism Speaks estuvo en el Perú. Poco se sabe, lamentablemente, que esta asociación mundial está en contra de los derechos (naturales) de las personas con Condiciones del espectro Autista.

La primera dificultad está en cómo se presentan y cuál es el subtexto que quieren transmitirnos. Pueden ver su video bandera aquí.

Podemos escuchar la voz en off que dice “Yo soy el autismo” y se describe a sí como una enfermedad que “avanza más rápido que el SIDA infantil, cácer y diabetes combinados”. Con ello se apela a nuestra buena conciencia para que donemos en pro de… sí, la búsqueda de una cura. No es raro, entonces que la American Association of People with Disabilities se haya pronunciado en contra de este video y de la institución promotora.

Aquí lo que opina Autism Speaks sobre qué es el autismo y lo que buscan.

Es decir, algo equiparable a una enfermedad y cuyo objetivo principal es recaudar fondos para encontrar una cura.

Más, aún, para referencia, esta carta que encontramos en Rethinking Autism:

cartaautista

Teniendo esto en cuenta, debemos ser cautelosos con las cifras que dan pues su intención es, claramente, presentar al Autismo como una epidemia:

1. Aseguran que la tasa de personas con Autismo es 1 en 88 y 1 en 54 varones.
2. Utilizan el M-CHAT que es una versión modificada del CHAT de Baron-Cohen, la cual no cuenta con validez. Para ello Baron-Cohen sacón el Q-CHAT que es el que debe usarse.
3. Las cifras de prevalencia mundial siguen siendo 1 persona por cada 100 (Acabo de recibir el número correspondiente a septiembre de 2013 del journal “Autism” donde un equipo de la Universidad de Carolina del Norte establece la prevalencia en 1 de cada 110).
4. No seríamos quisquillosos con este asunto si detrás de lo que busca Autism Speaks (siendo más discretos que otros, eso sí) es el señalar que el número de personas con autismo crece para vincularlo con la idea de “epidemia”. Recordemos que, a fin de cuentas, lo que busca Autism Speaks son fondos para buscar una “cura”.
5. ¿Por qué, finalmente, deberíamos subestimar la adaptación al mundo de las personas con Autismo? Si hubiesen más la explicación más sencilla es que se reproducen más. Silicon Valey y su casi 10 personas con autismo por cada 100 es un ejemplo de ellos.
6. Los genes del autismo han estado siempre en la evolución humana y lo seguirán estando. Eliminarlos del ser humano sería, quizá, quitarle a lo humano la fuente misma de la creatividad.
7. Autism Speaks, NO habla verdaderamente por el Autismo.

Por tanto, no se puede creer en los derechos fundamentales de la persona con Autismo, creer en la Neurodiversidad, y avalar este tipo de organizaciones pseudo-científicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + 6 =