Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Foto: CVR
Foto: CVR
Por: Francisco Pérez García
Vino ¿o lo sacaron?, reclamó ¿o lo hicieron reclamar?, luego se desdijo y al final se murió. Edmundo Camana llegó a Lima y se fue en medio del misterio. Camana fue uno, sino el único, de los sobrevivientes de la masacre de Lucanamarca, cometida por Sendero Luminoso en 1983 e hizo noticia en los últimos días, luego que el congresista Edgard Núñez, del partido aprista, dijera que la foto de su persona usada en la exposición Yuyanapaq, de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, fuera utilizada y manipulada.


Camana, respaldado por este funesto congresista, hizo eco de esta denuncia y llegó a Lima traido por la parlamentaria Juana Huancahuari, para aparentemente ser atendido de los rezagos psicológicos y físicos que le dejó el salvaje ataque perpetrado por los terroristas.

Una noticia, llegada del parlamento decía que el congresista Núñez había «secuestrado» a Camana y lo sacó del hospital, no se le dio importancia… pero ahora Camana ha muerto.

Al margen de lo que se deba investigar sobre el tema, queda de manifiesto una vez más que los políticos están dispuestos a hacer lo que se les de la gana con tal de ver cumplidos sus caprichos. Es conocido que Núñez, le tiene, al igual que los apristas en su totalidad, un rechazo total al tema de derechos humanos y conjuntamente con algunos medios y ¿periodistas? hacen una comparsa total en contra de este tema.

El Ojo que Llora, era un homenaje a los terroristas, la Comisión de la Verdad defendió a los terroristas, el Museo de la Memoria no sirve para nada, Fujimori es poco menos que un santo, Alan García es inocente de violaciones a los derechos humanos, los defensores de ddhh son terroristas y brazo legal de Abimael, Polay y otros más…

Años escuchando lo mismo y hoy hay un muerto… o porque lo jaló Núñez o porque se lo llevó Huancahuari o porque lo manipularon o por lo que sea… pero así de obtusos somos, así de limitados son nuestros ¿congresistas?. Esa es la política, mientras tanto Alan García dice que el es practicamente el dueño de nuestra voluntad popular y ahora todo mundo habla de eso, García no es demócrata, a mí no me vengan con ese cuento… pero tampoco dejemos de lado por esa atorrantada del presidente, otros temas pendientes.

Qué explique, por ejemplo, como planean salvar a la minera Doe Run, cuando contaminó La Oroya, las veces que quizo y más aun que cuando tuvo un montón de dinero no quiso aceptar el impuesto a la sobreganancia, apoyado, obviamente por el presidente de los empresarios… el presidente de los ricos.

2 comentarios en «PLAN D»»ESCAPE. Camaná, víctima del figuretismo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =