Compartir

Inaudito. Un documento de la corte de Nueva York confirmó que la constructora brasilera Odebrecht reconoció actos de corrupción con funcionarios peruanos, para adjudicarse obras públicas entre 2005 y el 2014.

A cambio de estos pagos, Odebrecht se benefició económicamente por más de US$143 millones. / Foto: Epensa

Por Marquiño Neyra
@AndyNeyraY

No todos ponemos las manos al fuego por Alan García ni por nadie. Desde la gestión de Alejandro Toledo ya se olían las artimañas y coqueteos con la constructora.

Odebrecht confirmó al Departamento de Justicia de los Estados Unidos que Perú se encontraba entre los 12 países entre los que se había distribuido sobornos a fin de beneficiarse, durante los gobiernos de los expresidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

A cambio de esto, la empresa brasilera obtuvo más de $143 millones de dólares como resultado de estos pagos ilícitos, entre ellos la construcción de la Carretera Interoceánica que se inició durante el gobierno de Toledo y se extendió hasta la gestión de Alan García.

Entre julio de 2012 y diciembre de 2014, según un informe de Convoca.pe, el Gobierno de Humala contrató por más de 1,300 millones a la empresa Odebrecht, para que fuera destinado supuestamente a la ejecución de cuatro proyectos de infraestructura. Además, entre setiembre de 2006 y julio de 2011, con Alan García como presidente, el director superintendente de la empresa en Perú, Jorge Simoes Barata, fue recibido 16 veces en Palacio de Gobierno.

Sin ser eso suficiente, recordemos que  también estaría comprometida la adjudicación para la construcción del Tren Eléctrico de Lima. Y es que, según admitió la transnacional -alrededor del 2008-, Odebrecht licita un contrato de transporte público en Perú.

De esta forma, entre los gobiernos de Toledo y García, la empresa reconoció que pagó cerca de $21.4 millones. Y, durante el gobierno de Ollanta Humala, que inició en el 2011, la constructora habría pagado $7.6 millones, continuando su entrega de sobornos hasta el 2014, sumando así los $29 millones.

La magia de Navidad

Inclusive, el ahora renovado vidente-periodista-defensor del pueblo-izquierdista Aldo Mariátegui, que parece deslindarse del fujimorismo tras apoyar al exministro de Educación Jaime Saavedra en su columna de Perú21, señaló hoy en Radio Capital que cuando era director del diario Correo, ya investigaba todas las escaramuzas de los brasileros.

«Voy a utilizar la frase de Ferrando: Esto (el caso Odebrecht) yo lo descubrí. Hace años vengo denunciando los actos de corrupción de las empresas brasileñas. Muchos se burlaban, fueron indiferentes y hasta me botaron del periódico que dirigía por este tema y miren, tarde o temprano salió a la luz.»

Asimismo, también señaló que faltan inclusive muchas otras constructoras que van revolucionar el panorama político. “Acá están metidos, perro, gato y pericote”, recalcó. Habrá que creerle, está en buena racha.

El dato

Pese a todo esto, el presidente de Brasil Michel Temer no piensa renunciar por los escándalos de Petrobras y Odebrecht, pues su partido figura como sospechoso de financiarse ilegalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 3 =