Compartir
Foto: Internet

Por: César Puerta Villagaray

La necesidad de que los historiadores peruanos puedan constituir algún tipo de organización que les permita revertir algunas de las debilidades actuales que el ejercicio de esta actividad profesional tiene es insoslayable. De allí que la iniciativa de poner a juicio de la propia comunidad de historiadores una Propuesta de Estatuto de una Asociación de Historiadores del Perú en el seno del V Congreso Nacional de Historia, que organiza del 6 al 10 de agosto la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, no debe pasar desapercibida.

Si bien existen muchos aspectos en los que una organización de historiadores podría contribuir, tal vez uno de los más urgentes es difundir en todos los niveles de la sociedad los resultados más recientes de la investigación histórica. Este objetivo permitiría comenzar a desmitificar ciertos conocimientos que popularmente se tienen de nuestro pasado, no solo entre la ciudadanía en general, sino sobre todo entre los escolares, los estudiantes universitarios, los docentes de todos los niveles educativos e incluso –o tal vez sería mejor decir “sobre todo”- entre los políticos.

Esta importante iniciativa de constituir una Asociación de Historiadores del Perú tiene varios méritos, quiero señalar a continuación solo dos de ellos.

Primero, la propuesta se realiza desde la propia comunidad profesional, teniendo la asociación un sentido primordialmente académico, hecho que busca legitimar socialmente la profesión. En ese sentido la propuesta sigue los ejemplos exitosos, por citar dos casos, de las diversas organizaciones de historiadores que existen en los Estados Unidos o, más cercana a nuestra realidad, el de la reconocida Asociación Colombiana de Historiadores, que desde 1987 lidera la organización de los congresos nacionales de ese país (van por el XV congreso).

En segundo lugar, la naturaleza de la organización que se espera constituir, está muy alejada del espíritu “controlista” de la propuesta de un Colegio de Historiadores que actualmente existe en el Congreso de la República. Uno de los puntos más críticos de aquella  propuesta se encuentra en el artículo 4, inciso 1, donde se señala que el colegio deberá: “Velar por el correcto ejercicio de la profesión de sus miembros, dentro de los criterios éticos, de libertad, legalidad y de interés público”. He allí el peligro, pues definir cuál es “el correcto ejercicio de la profesión” es algo peligroso, sobre todo, si se vincula al siempre impreciso “interés público”.

Sobre ese último punto me permito citar unas palabras del historiador sanmarquino Francisco Quiroz, quien señala que “como alternativa a esta institución inadecuada (en referencia al pretendido Colegio de Historiadores), se presenta la formación de una Asociación de Historiadores del Perú que sea de libre membresía, que coordine actividades académicas sin tratar de imponer líneas de estudio ni orientaciones a sus miembros”. Creo como él que asumiendo como punto de partida ese espíritu de “libre membresía”, el debate en torno a la propuesta de una Asociación de Historiadores del Perú empieza con buen pie.

 

3 comentarios en «LA PUERTA DE LA HISTORIA. Asociación de Historiadores del Perú»
  1. TUPAC AMARU ENGENDRÓ LA REVOLUCIÓN FRANCESA
    Para adquirir identidad nacional hay que conocer nuestra historia; conocemos la historia oficial más no la historia real, que empieza a reescribirse El 4 de Noviembre de 1780 se inició la revolución de José Gabriel Condorcanqui Noguera Túpac Amaru con el apresamiento y posterior ejecución del corregidor sanguinario Antonio de Arriaga; que resquebrajó los cimientos del imperio español en las Indias y trazó el camino de la independencia de América Latina.
    En nuestra patria, PERÜ, José Gabriel Cordorcanqui Tupac Amaru engendró la Revolución francesa al decretar la abolición de la esclavitud el 16 de Noviembre de 1780 en el Santuario de Tungasuca.; en estados unidos por Abraham Lincold, en 1863 y en Perú, por Ramón Castilla en 1854; 83 años y 74 años respectivamente después que Tupac Amaru abolió. Por derecho histórico y de justicia a Tupac Amaru debe darse la paternidad de la abolición de la esclavitud del mundo, Perú y de la Revolución Francesa. En esta decisión, de abolir la esclavitud, está sintetizada la igualdad, fraternidad y libertad de la revolución francesa; del mismo modo sirvió de estímulo e inspiración para la redacción de las obras de Juan Pablo Vizcardo y Guzman, Pablo de Olavide; como así mismo sirvió de inspiración a San Martín para la liberación de Argentina, Chile y Perú y es el primer precursor de la emancipación de América Latina. Personalidades contemporáneas lo comparan con Cromwel, Robespier y Jorge Washington. Era persona hábil e instruida; doctor en derecho canónico, teología y civil, con cultura política, políglota,: dominaba el castellano, latín, quechua. Aymara y otros dialectos. Su cultura se aprecia en el oficio que le envía a Areche el 5 de Marzo de 1781 en un párrafo escribe: » Un humilde joven pastor rústico con el palo, la honda y la providencia divina libertó al infeliz pueblo de Israel, del poder de Goliat y Faraón; la razón fue las lágrimas de estos pobres cautivos dieran tales voces de compasión, pidiendo justicia al cielo, que después de cientos de años salieron de su martirio y tormento para la tierra de promisión; más ¡ ay¡ que al fin lograron sus deseos, aunque con tanto sufrimiento y llanto¡.. Más nosotros infelices indios, con más suspiros y lágrimas que ellos, en tantos siglos no hemos podido conseguir algún alivio; será la razón porque el Faraón que nos persigue, maltrata y hostiliza no es uno sólo, sino muchos, tan inicuos y de corazones tan depravados como son los corregidores, sus tenientes, cobradores y demás corchetes. hombres diabólicos y perversos, que presumo que nacieron del lúgubre caos infernal y se sustentaron de los pechos de arpías más ingratas, por ser tan impíos, crueles y tiranos; a los Nerones y Atilas, de quienes la historia refiere sus iniquidades y de sólo oir se estremecen los cuerpos y lloran los corazones».
    Se movilizaba sobre un caballo blanco son su séquito y capellán y en los pueblos era recibido. por los curas con capa de coro; cruz alta y palio..La preparación de la rebelión duró cerca de 10 años, movilizó más de 100, 000 soldados en una extensión de más de 1,500 kilómetros; se movilizaban las personas con pasaportes o salvoconductos otorgados por su lugarteniente y esposa Micaela Bastidas y su apelativo familiar era CHEPE. La respuesta a Areche, su encarnizado torturador:» Tú por opresor y yo por evitarlo, merecemos la muerte» sintetiza su personalidad. Antonio de Areche le hizo justicia al informar al Ministro de Indias el 30 de Abril de 1781: » Es de un espíritu y naturaleza muy robusta y de una serenidad imponderable» . Contestaba a sus verdugos:

    «Que no diría a nadie la verdad, aunque le sacasen la carne a pedazos»: cumplió su palabra.
    Los objetivos de la revolución de Tupac Amaru no tenía la finalidad de anexar territorios sino era eminentemente social y económico: abolir la esclavitud, la mita, los repartimientos, obrajes, la desaparición de los corregidores; en síntesis, anticolonial, antiesclavista y antifeudal, único en el mundo. En el lugar donde firmó Tupac Amaru la abolición de la esclavitud debe levantarse un altar antiesclavista, debe corregirse la omisión histórica de no aceptar que fue el primero en abolir la esclavitud en el mundo y en el Perú, considerarle primer precursor de la independencia de América Latina y padre de la revolución francesa. Más tarde que nunca se hará realidad.
    Las metas de este movimiento siguen vigentes; terminará cuando tengamos un gobierno que trabaje por el desarrollo de los peruanos y ningún niño duerma sin comer un pan: en el día:; exista justicia. La gloria de José Gabriel seguirá creciendo como crece la sombra cuando el sol declina.
    1. Lewin B. La Rebelión de Túpac Amaru, 1957,
    2. Valcárcel CD. Túpac Amaru, 1970,
    3. Hernández R. Precursor y Rebelde Túpac Amaru, 1969
    4. Bonilla J. La Revolución de Túpac Amaru, 1971,
    5. Valcárcel CD. La Revolución de Túpac Amaru, 1973,
    6. Sivirichi A. La Revolución Social de los Tupac Amaru, 1979,
    7 Vega JJ. José Gabriel Túpac Amaru, 1969
    Dr. Godofredo Arauzo Email: godo_ara@hotmail.com

  2. JOSE`GABRIEL CONDORCANQUI TUPAC AMARU II FUE EL PRIMERO EN EL MUNDO EN ABOLIR LA ESCLAVITUD Y ENGENDRAR LA REVOLUCIÒN FRANCESA
    Dr. Godofredo Arauzo
    Para adquirir identidad nacional hay que conocer nuestra historia; conocemos la historia oficial más no la historia real que empieza a reescribirse El 4 de Noviembre de 1780 inició la revolución José Gabriel Condorcanqui Noguera Túpac Amaru II con el apresamiento y posterior ejecución del corregidor sanguinario Antonio de Arriaga; que resquebrajó los cimientos del imperio español en las Indias y trazó el camino de nuestra independecnia y de Amèrica Latina-.
    ,José Gabriel Cordorcanqui Noguera Tupac Amaru II el 16 de Noviembre de 1780 aboliò la esclavitud en Tungasuca Perù (Lewin 1957) , en Estados Unidos fue abolida por Abraham Lincold en 1863 y en Huancayo Perù por Ramon Castilla en 1854. Por derecho histórico y de justicia debe reconosele la paternidad de la abolición de la esclavitud en el mundo a Josè Gabriel Condorcanqui..
    En esta decisión, de abolir la esclavitud, está sintetizada la igualdad, fraternidad y libertad de la revolución francesa que se realizò en 1789 9 años después de la abolición de la esclavitud por Tupac Amaru II en 1780 por tales razones Tupac Amaru II engendrò también la revoluciòn francesa y sirvió de estímulo e inspiración para la redacción de las obras de Juan Pablo Vizcardo y Guzman,y Pablo de Olavide; como así mismo sirvió de inspiración a San Martín para la liberación de Argentina, Chile y Perú y es el primer precursor de la emancipación de América Latina. Personalidades contemporáneas le comparan con Cromwel, Robespier y Jorge Washington. Fundador de la identidad nacional peruana. Era persona de elegante estampa, hábil e instruida; doctor en derecho canónico, teología y civil, con cultura política, políglota dominaba el castellano, latín, quechua. aymara y otros dialectos . Su cultura se aprecia en el oficio que le envía a Areche el 5 de Marzo de 1781 en unos párrafos escribe: » Un humilde joven pastor rústico con el palo, la honda y la providencia divina libertó al infeliz pueblo de Israel, del poder de Goliat y Faraón; la razón fue las lágrimas de estos pobres cautivos dieran tales voces de compasión, pidiendo justicia al cielo, que después de cientos de años salieron de su martirio y tormento para la tierra de promisión; más ¡ ay¡ que al fin lograron sus deseos, aunque con tanto sufrimiento y llanto.Más nosotros infelices indios, con más suspiros y lágrimas que ellos, en tantos siglos no hemos podido conseguir algún alivio; será la razón porque el Faraón que nos persigue, maltrata y hostiliza no es uno sólo, sino muchos, tan inicuos y de corazones tan depravados como son los corregidores, sus tenientes, cobradores y demás corchetes. hombres diabólicos y perversos, que presumo que nacieron del lúgubre caos infernal y se sustentaron de los pechos de arpías más ingratas, por ser tan impíos, crueles y tiranos; a los Nerones y Atilas, de quienes la historia refiere sus iniquidades y de sólo oir se estremecen los cuerpos y lloran los corazones».
    Se movilizaba sobre un caballo blanco son su séquito y capellán y en los pueblos era recibido. por los curas con capa de coro; cruz alta y palio..La preparación de la rebelión duró cerca de 10 años, movilizó más de 100, 000 soldados en una extensión de más de 1,500 kilómetros; se movilizaban las personas con pasaportes o salvoconductos otorgados por su lugarteniente y esposa Micaela Bastidas y su apelativo familiar era CHEPE. La respuesta a Areche, su encarnizado torturador:» Tú por opresor y yo por evitarlo, merecemos la muerte» sintetiza su personalidad. Antonio de Areche le hizo justicia al informar al Ministro de Indias el 30 de Abril de 1781: » Es de un espíritu y naturaleza muy robusta y de una serenidad imponderable» . Contestaba a sus verdugos: «Que no diría a nadie la verdad, aunque le sacasen la carne a pedazos»: cumplió su palabra.
    Los objetivos de la revolución de Tupac Amaru no tenía la finalidad de anexar territorios sino era eminentemente social y económico: abolir la esclavitud, la mita, los repartimientos, obrajes, la desaparición de los corregidores; en síntesis, anticolonial, antiesclavista y antifeudal, único en el mundo. En el lugar donde firmó Tupac Amaru II la abolición de la esclavitud debe levantarse un altar antiesclavista, debe corregirse la omisión histórica de no aceptar que fue el primero en abolir la esclavitud en el mundo y en el Perú, considerarle primer precursor de la independencia de América Latina y padre de la revolución francesa. Más tarde que nunca se hará realidad
    Las metas de la revolución de Tupac Amaru II siguen vigentes; terminará cuando tengamos un gobierno que trabaje por el desarrollo de los peruanos y ningún niño duerma sin comer un pan: en el día y no muerva un niño en el mundo cada 5 segundos d ambre: exista justicia. La gloria de José Gabriel seguirá creciendo como crece la sombra cuando el sol declina.
    BUIBLIOGRAFÍA.
    1. Lewin B. La Rebelión de Túpac Amaru, 1957,
    2. Valcárcel CD. Túpac Amaru, 1970,
    3. Hernández R. Precursor y Rebelde Túpac Amaru, 1969
    4. Bonilla J. La Revolución de Túpac Amaru, 1971,
    5. Valcárcel CD. La Revolución de Túpac Amaru, 1973,
    6. Sivirichi A. La Revolución Social de los Tupac Amaru, 1979,
    7 Vega JJ. José Gabriel Túpac Amaru, 1969
    Email: godo.ara@gmail.com

  3. TUPAC AMARU NACIÓ PARA LA INMORTRALIDAD EL 18 DE MAYO DE 1781
    Dr. Godofredo Arauzo.
    Al ensañamiento se añadiría la burla y mientras llegaba el postrero
    instante del cumplimiento de la sentencia, se forjaron once coronas de
    hierro con puntas muy agudas que le pusieron en la cabeza, en
    representación de los 11 títulos que se dio, entre ellos de emperador.
    Igualmente le colocaron un collar de hierro en el cuello con 2
    platinas rodeadas de puntas muy pesadas que simbolizaba la orden del
    Gran Paitití del que se tituló Gran Maestro. Por la parte posterior de
    la cabeza le introdujeron 3 puntas de hierro ardiendo que le salían
    por la boca, demostración de los 3 bandos que mandó publicar; uno de
    ellos declarando al Rey Católico usurpador sacrílego de sus dominios.
    En las primeras horas del día del cumplimiento de la sentencia,
    Areche, que dictó su muerte se confesó y comulgó por las almas que
    iban a ser ajusticiadas y luego dio la orden para que se diera
    cumplimiento a la bárbara sentencia.
    El 18 de Mayo de 1781 se cumplió la ejecución de Túpac Amaru, su
    familia y sus seguidores. Este hecho luctuoso describe un testigo
    ocular con las siguientes palabras:
    «El 18 de Mayo de 1781, después de haber cercado con milicias la
    ciudad del Cuzco, que tenían sus rejones y algunas bocas de fuego y
    cercado la horca de 4 caras con el cuerpo de mulatos y huamanguinos
    arreglados todos con fusiles y bayonetas caladas, salieron de la
    compañía de Jesús nueve sujetos: José Verdejo, Andrés Castelo, Antonio
    Oblitas (que ahorcó al general Arriaga), Antonio Bastidas, Francisco
    Túpac Amaru, Tomasa Condemaita cacica de Acos, Hipólito Túpac Amaru
    hijo del traidor, Micaela Bastidas su mujer y el insurgente José
    Gabriel. Todos salieron a un mismo tiempo, uno tras otro, con sus
    grillos y esposas, metidos en unos zurrones donde se trae yerba del
    Paraguay, arrastrados a la cola de los caballos, acompañados por
    sacerdotes que los auxiliaban, custodiados por las correspondientes
    guardias, llegaron al pie de la horca y le dieron por medio de dos
    verdugos las siguientes muertes:
    A Verdejo, Castelo y Bastidas se les ahorcó llanamente, a Francisco
    Túpac Amaru tío del insurgente y a su hijo Hipólito se les cortó la
    lengua antes de arrojarlos de la escalera de la ahorca y a la india
    Condemayta se le dio garrote en el tabladillo, que estaba dispuesto
    con torno de fierro que a este fin se había hecho y que jamás habíamos
    visto por acá: habiendo Túpac Amaru y su esposa visto con sus ojos
    ejecutar estos suplicios hasta de su hijo Hipólito que fue el último
    que subió a la horca. Luego subió Micaela Bastidas al tablado, donde
    se le cortó la lengua y se le dio garrote, en que padeció infinito
    porque teniendo el cuello muy delicado el torno no podía ahogarla y
    fue menester que los verdugos echándoles lazos al pescuezo y tirando de una y otra

    parte y dándole patadas en el estómago y pechos la acabaron de matar. Cerró la función
    el rebelde José Gabriel, a quien se le sacó a media plaza; allí se le
    cortó la lengua el verdugo y despojado de grillos y esposas le
    pusieron en el suelo y atáronle en las manos y pies cuatro lazos y
    asidos estos a la cincha de 4 caballos, tiraban cuatro mestizos a
    cuatro distintas partes; espectáculo que jamás se había visto en esta
    ciudad. Sigue describiendo el testigo presencial: no se si porque los
    caballos no fuesen muy fuertes o el indio en realidad fuese de hierro,
    no pudieron dividirlo, después de un largo rato que estuvieron
    tironeándole, de modo que lo tenían en el aire en un estado que
    parecía una araña, tanto que el Visitador Areche movido de compasión,
    para que no padeciese más aquel infeliz despachó de la Compañía de
    Jesús, desde donde dirigía la ejecución, una orden mandando le
    cortasen el verdugo la cabeza, como se ejecutó. Después se colocó el
    cuerpo debajo de la horca donde se le sacaron las piernas y los
    brazos; esto mismo se hizo con la mujer y a los demás se le sacaron
    las cabezas para enviarlos a distintos pueblos. Los cuerpos del indio
    y su mujer se llevaron a Picchu, donde estaba formada una hoguera en
    la que fueron arrojados y reducidos a cenizas, las que fueron
    arrojadas al aire y al riachuelo que por allí corre. De este modo
    acabaron José Gabriel Túpac Amaru y Micaela Bastidas cuya soberbia y
    arrogancia llegó a tanto que se nominaron Reyes del Perú, Chile,
    Quito, Tucumán y otras partes, incluido el Paitití». Su hijo Fernando
    de 12 años en el instante que lo masacraban a su padre dio un grito
    aterrador, que sigue retumbando los andes como diciéndonos hagan
    justicia, que la muerte de mi padre no sea envano y que no se repita
    jamás.
    «Este día concurrió un crecido número de gentes, pero nadie gritó ni
    levantó la voz; muchos hicieron reparo y entre ellos no se veían
    indios a los menos con el traje que usan. Suceden algunas cosas que
    parece que el diablo las trama y dispone, para confirmar a estos
    indios en sus abusos, agüeros y superticiones. Dígales porque habiendo
    hecho un tiempo muy seco y días muy serenos, amaneció tan nublado que
    no se le vio la cara al sol amenazando por todas partes en llover y a
    la hora de las 12 en que estaban tirando los caballos a José Gabriel
    se levantó un refregón de viento y tras este un aguacero, que hizo que
    toda la gente y aun los guardias se retirasen a toda prisa. Termina
    describiendo el testigo presencial: esto ha sido causa de que los
    indios se hayan puesto a decir que el cielo y los elementos de la
    naturaleza, sentían la muerte del Inca, que los españoles inhumanos e
    impíos estaban matando con tanta crueldad».
    Así nace Túpac Amaru para la inmortalidad el 18 de Mayo de 1781: su
    gloria seguirá creciendo como crece la sombra cuando el sol declina.
    BIBLIOGRAFÍA
    1. Levin Bolislao. La Revolución de Túpac Amaru y los Orígenes de la
    Emancipación Americana, 1967
    2. Valcarcel Carlos Daniel. Túpac Amaru El Revolucionario, 1970
    3. Bonilla José. La Revolución de Túpac Amaru 1971
    4. Vega Juan José. José Gabriel Túpac Amaru, 1969
    E mail.:godo.ara@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − ocho =