Compartir

Ayer lo apoyaron. Hoy le hicieron la comparsa al presidente de la Confiep, Roque Benavides. Los legisladores Javier Velásquez Quesquén y Yonhy Lescano votaron a favor de destinar 600 millones de soles del fondo de prevención para el Fenómeno del Niño para las obras de los Juegos Panamericanos.

Presidente Humala. Mucho que explicar / Foto: www.andina.com.pe

Redacción Spacio Libre
@spaciolibre

Foto de portada: Trome

Una investigación del diario El Comercio, revela este viernes que parte de los 3 mil millones de soles del fondo de emergencia para enfrentar el fenómeno de El Niño, fue destinado en mayo de 2016 a otros rubros presupuestales, entre ellos el de las obras para los Juegos Panamericanos que deben realizarse en Lima el año 2019.

El decano recuerda que en diciembre del 2015, Ollanta Humala anunció que su gobierno estaba «tomando previsiones e invirtiendo más de S/ 3000 millones» para responder al fenómeno climático.

Sin embargo el 9 de junio del 2016, al final de su mandato el presupuesto del pliego «Reserva de Contingencia dentro del Presupuesto Nacional» pasó a ser usado en otros menesteres, luego de haberse ejecutado solo el 5% del monto.

«El Gobierno consideró, entonces, que los S/2.850 millones restantes debían destinarse a otros proyectos. Así, solicitó al Congreso de la República que S/1.950 millones se transfirieran a obras de inversión pública, S/600 millones a los Juegos Panamericanos y S/300 millones se quedaran en el “fondo para intervenciones ante la ocurrencia de desastres naturales”.

A través de un proyecto de ley para transferir los fondos, firmado por Humala y el entonces jefe de la PCM, Pedro Cateriano, se sustentó (y esto es muy grave, luego de ver lo que estamos viviendo ahora) que «la alerta del fenómeno de El Niño fue cambiada a «no activo» por el Comité Multisectorial a cargo del Estudio Nacional del Fenómeno…»

Relata El Comercio

Alonso Segura, ministro de Economía y Finanzas durante el gobierno de Humala, explicó a El Comercio que esta decisión obedeció a que el dinero “era específico para responder a un desastre que no llegó porque se controló con la prevención, entonces no se necesitó. Esos tres mil millones, como eran reservas de contingencia, iban a revertir al Tesoro al final del año. Entonces, ¿qué se hizo?, se reasignan a otras partidas y se crea el fondo”. Además, “habíamos asignado dos mil millones al presupuesto para mitigación de riesgo. Entonces, los reasignamos a proyectos de infraestructura para impulsar el crecimiento, política contracíclica”.

El dinero, tras la aprobación del congreso se destinó de la siguiente forma:

De los S/2.850 millones, se transfirieron S/1.950 millones a 117 proyectos de los cuales solo cuatro –por un monto de S/31’966.769– estuvieron referidos a obras de prevención frente a desastres naturales en las regiones de Tumbes, Pasco, Ayacucho y Lambayeque.

Foto: El Comercio.

LOS PANAMERICANOS Y LA VOTACIÓN DE LOS QUE HOY YA NO LOS QUIEREN

Llama la atención la actitud de varios congresistas que hoy reniegan de los Panamericanos, cuando en su momento aprobaron el traspaso de 600 millones de soles del presupuesto para prevención a las obras para los Panamericanos.

Los S/600 millones que la norma destinó a los Juegos Panamericanos fueron transferidos a los gobiernos locales y regionales, según el portal de Transparencia Económica del MEF. Mientras que el saldo de S/300 millones, apenas el 10% del presupuesto inicial, fue asignado al Fondo para la Intervención ante la Ocurrencia de Desastres Naturales, recursos que el actual gobierno viene utilizando para enfrentar la emergencia que hoy se vive en todo el país.

Respecto al saldo de los S/300 millones, el ex ministro Segura lo justificó afirmando que “era seis veces lo que se usaba en ese fondo cada año”.

¿Y quiénes votaron a favor?
Varios viejos conocidos: Richard Acuña, Manuel Dammert, Justiniano Apaza, Yonhy Lescano, Luciana León y Javier Velásquez Quesquén. Todos reelectos y que permanecen en el Legislativo.

Precisamente Velásquez Quesquén fue uno de los más emocionados cuando el mandamás de los empresarios lanzó la populista propuesta de suspender los Panamericanos y usar ese dinero para la reconstrucción de la zona norte del país, que en ese momento era el lugar más afectado por los huaicos y desbordes.

Incluso, el legislador aprista presentó un proyecto de ley para dejar sin efecto los Panamericanos y derogar las normas que priorizaban la inversión para los mismos.

Y de otro lado, ¿qué dirá Humala respecto a esta situación? ¿Por qué se priorizó otras obras en vez de preocuparse por las labores de prevención que hoy podrían haber minimizado -en algo- el impacto producido por los desastres?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − 2 =