Compartir

 

"Un puto atrapado en el cuerpo de una mujer", así se autodefine la intelectual argentina Cecilia Palmeiro/ Foto:  Página 12
«Un puto atrapado en el cuerpo de una mujer», así se autodefine la intelectual argentina Cecilia Palmeiro/ Foto: Página 12

Por Javier Contreras

He seguido muy de cerca el proyecto de ley presentado por el congresista Carlos Bruce sobre la legalización de la unión civil de las parejas homosexuales y estuve atento también a los numerosos argumentos discrepantes que ha recibido, desde la radicalidad de Monseñor Cipriani, hasta los disparates de  Tubino, posiciones que han puesto de manifiesto lo intolerante que aún es nuestra sociedad.

Mientras leía todas estas declaraciones – que ocuparon primera plana de los diarios limeños- pensaba ¡Cuánto bien les haría leer Desbunde y felicidad de Cecilia Palmeiro!

Tuve la suerte de encontrarme con Cecilia y charlar sobre su libro hace muy poco, a mediados de agosto, cuando estuvo de visita en Perú y organizó un conversatorio bastante privado (para unas 15 o 20 personas) en el local del Mhol, al que asistí movido por la curiosidad más que por el interés literario.

Había leído Desbunde y felicidad a toda máquina, días antes del encuentro, cuando supe que Cecilia vendría, pero no fue hasta que ella misma me lo explicó que logré entender la magnitud de su obra, recuerdo vívidamente aquella plática:

¿Tú eres homosexual? – me preguntó-

No – respondí-

Entonces dime, ¿Qué te llama más la atención? – volvió a preguntar –

La valentía de Néstor Perlongher, sin duda – alegué-

Me miró, tomó un sorbo de su café, miró a la asamblea (la mayoría eran gays) y me dijo: Perlongher, soy yo, son todos ellos (señalando a los de la sala), somos todos los del mundo.

Y fue tras esa declaración que me di cuenta que no estaba ante una historia cualquiera, se trataba de una bien lograda investigación que partía de la documentalizacion para llegar a ser un auténtico manifiesto libertario, una reivindicación de la Revolución Francesa, sostenida por los mismos principios ideológicos: Libertad, igualdad y fraternidad, solo que en pleno siglo XXI.

Por su profundidad y su magnitud, Desbunde y felicidad es el hito de la literatura de género contemporánea. A lo largo de toda su extensión deja ver el postulado de su dispositivo crítico: toda historia es fundamentalmente la historia del cuerpo, porque es en él donde la inscripción encuentra su procedencia. La de Perlongher puede ser pensada como una poética y una política del cuerpo desterritorializado por un deseo que puede ser ‘una pasión de abolición’ alzada contra toda institucionalización identitaria, jerarquizante y ordenadora.

Es- por lo menos- admirable, cómo se aborda el diálogo y la influencia del pensamiento homo-feminista-antipatriarcal (rastreando el viaje de Perlongher) en las discusiones políticas de la época del destape, del despelote, … del desbunde. Perlongher, a lo largo de todo el libro, será un «puto de barrio» que en su estilo neobarroco, hace de la escritura una máquina de guerra y sostiene su promesa de normalidad afianzada a la moderna “civilización” capitalista.

El libro de Palmeiro es una aguda visión de lo que hoy nos mantiene en debate, divididos en bandos, su propuesta nos conduce a pensar en la generación del presente, en sus problemas y en sus necesidades (una de ellas la de equidad y género), sostiene que revelarse contra la identidad en tanto captación del mercado o guettificación, fetichiza la diferencia, lo gay como nicho de mercado por ejemplo, por el contrario es la fuerza de la diferencia enviada hacia la exploración de la rareza.

Desbunde …, es un libro que gais y heteros deberíamos leer, es un monumento a la fraternidad y a la búsqueda de la felicidad, fin máximo del que muchas veces nos olvidamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres + 3 =