Compartir

imagen-embarazos

Por: Luis Pacheco Quispe.

La semana pasada fue de la Prevención del Embarazo Adolescente. Los periodistas tenemos la obligación de tratar con los acontecimientos actuales. Pues bien, seguramente mañana habrá otra adolescente embarazada, otra niña que aún no terminó de ser hija y que se vuelve madre de forma prematura.

El Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos, PROMSEX, dio a conocer un preocupante estudio que indica que Loreto es la región del país en que las adolescentes son madres a más corta edad que en todo el territorio nacional, siendo la edad promedio de embarazo los 16 años. Esta cifra se agudiza cuando se relaciona con el número de embarazos adolescentes en el distrito loretano de Mazán: 56%, de los cuales, más de la mitad fue producto de violencia sexual.

Obviamente, las jóvenes madres truncan sus estudios escolares y tienen que luchar día a día con el golpe psicológico de haber sido violentadas sexualmente. A todo esto, el Ministerio de Salud aún no asume el trabajo sobre las principales causas que originan el sostenido incremento de embarazos de mujeres adolescentes en Perú. El nulo acceso a servicios de educación sexual integral, servicios de salud y a métodos anticonceptivos son los problemas más próximos que se deben solucionar.

Al respecto, Rossina Guerrero, directora de Incidencia Política de Promsex, explica que “en el 2013, 8 de cada 10 adolescentes alguna vez embarazadas no asistían a un centro educativo (85.2%), de acuerdo al documento Estado de la población peruana del INEI del año 2014. En cuanto a las razones de no asistencia escolar, colocaron con más frecuencia el embarazo o matrimonio (45.9%)”.

Además, Promsex realizó una investigación titulada: “Estudio de estimación del impacto y prevalencia de la violencia sexual contra mujeres adolescentes en un distrito de la Amazonía peruana”, que reveló la alarmante tasa de victimización relacionada con delitos sexuales en esa zona del país: 79% de mujeres encuestadas, entre 18 y 29 años de edad fue víctima de violencia sexual en algún momento de su vida.

Es un problema que se muestra en una zona del país. No debemos olvidar lo que sucede en todo el territorio en donde el número de embarazos adolescentes en Perú, lejos de reducirse, se incrementó durante los últimos 20 años. Así, 14 de cada 100 mujeres adolescentes en el país están embarazadas o ya son madres. Esto significa que en 2012 era 13% y a fines de 2013 subió a 14%. Amazonas es la región con mayor tasa de embarazo adolescente, con 30.5%; le sigue Ucayali (27.3%), Loreto (25.3%) y Madre de Dios (23.1%).

Las propuestas educacionales en temas de sexualidad y prevención de embarazo son relegadas, parece que son temas que no son “urgentes” para el gobierno. Y eso que Perú cuenta desde el año pasado con un Plan Multisectorial de Prevención del Embarazo Adolescente. A pesar de esta situación, este plan no cuenta con presupuesto propio. ¿Hasta cuándo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + 12 =