Compartir

Dorian Fernández Moris despierta el cine de terror nacional / Fotocomposición: Néstor Ruiz [Spacio Libre]
Dorian Fernández Moris despierta el cine de terror nacional / Fotocomposición: Néstor Ruiz [Spacio Libre]
Por: Jack Hurtado / @JackHurtado

Cementerio General es el primer esfuerzo de un grupo de peruanos, que no estaban dispuestos a que no se vean más películas -o que no existan películas- de terror peruanas en los cines del país. Y este es el esfuerzo de poder presentar en salas como estas: historias generadas en Perú. Estamos orgullosos de que eso este pasando”, así, inflado de orgullo, presentó Dorian Fernández Moris su película, Cementerio General, ante una sala llena de amigos, periodistas y fanáticos del terror que llegaron a ver el “pre pre pre” estreno de la cinta, como lo definió el joven cineasta peruano.

Spacio Libre estuvo en esta función y conversó con el nobel cineasta sobre la industria de cine local, la investigación de la posesión satánica que derivó en la película, y claro, Cementerio General. El reloj de la filmadora marcaba las dos de la madrugada. Las secuelas de los gritos diabólicos de la película aún continuaban en mi cabeza. Literalmente, una entrevista de terror.

Eligió una “hora mítica” para proyectar su trabajo. “Se va a despertar la maldición esta noche”, advirtió a los cinéfilos nocturnos que llegaron al Cine Star de la Av. Benavides en Surco a presenciar –antes que nadie- el largometraje. Me cuenta que en su “encuesta rápida” los resultados han sido positivos. La gente le cuenta que #CementerioGeneral “los atrapó”, que “les hizo olvidar de sus problemas”, y que “se concentraron en la trama que les plantó”. Confiesa, eso sí, que otros se asustaron mucho, lo odiaron y hasta “le mentaron la madre”. Así de aterradora fue la película de terror hecha en Iquitos.

Dos Más Con

 

Muchos  todavía estamos en la mente con las espectaculares cifras que recaudó “Asu Mare”, es por eso que le pregunté si creía en una industria cultural en el cine peruano. Dorian aseguró que eso será posible a la medida que hayan variedades de propuestas. Es decir, mayor diversidad y volumen de películas.

“En el Perú se está haciendo muy buenas películas que no conectaban con el público, creo que está muy bien que haya cine de autor, cine para festivales, cine experimental, cine arte, pero también tiene que haber cine género, a la medida que esta gama de películas empiecen a funcionar con sus respectivos públicos, ya vamos a empezar a hablar que se está teniendo las bases sólidas para una industria”, explicó esperanzado.

Elenco principal de Cementerio General junto a Dorian Fernández / Foto: América TV
Elenco principal de Cementerio General junto a Dorian Fernández / Foto: América TV

Sin embargo… ¿Es rentable el cine de terror?

Sin dudarlo, Fernández lo afirmó, como ejemplo puso a películas asiáticas, que “nadie sabe quién actúa, pero nada más por el género superan con facilidad los 150 a 200 mil espectadores”, y otras hasta logran su estreno primero en Perú, como “Actividad Paranormal 4”.

El director de Cementerio General aseguró que hay géneros que tienen su público cautivo, pero que de repente no se están haciendo propuestas peruanas que cubran la demanda: “Si tiene calidad, si tiene factura técnica sonora, una historia entretenida, la gente se puede enganchar fácilmente”, sostuvo.

Sin ánimo de ‘spoilear’ (estropear con adelantos) la película, el final invita a una secuela. ¿Podemos pensar ya en una saga? Dorian todavía no lo sabe, pero de lo que sí está seguro es que las historias son “franquiciables y hay mucho para contar”.

La historia es basada en hechos de la vida real. Se filmó en el Cementerio General de Iquitos / Foto: Audiovisual Films
La historia es basada en hechos de la vida real. Se filmó en el Cementerio General de Iquitos / Foto: Audiovisual Films

Cementerio General es una película hecha cien por ciento en Iquitos y basada en hechos reales. Su director detalla que empezaron a investigar casos y casos, hasta que apareció su guionista con un recorte de periódico en la mano. Era una historia real del 2002, que si bien podía ser uno de los muchos mitos satánicos que se tejen en la selva, le llamó bastante la atención “por las cosas terribles que empieza a hacer la niña en el cementerio, como afectar a sus amigos y hasta su propio cuerpo”:

Siguieron el hilo y se toparon con varios casos similares de chicos que terminaron poseídos por tomar como juego a la Ouija. “Nos inspiró para hacer una historia juntando casos reales de posesión en el Perú. La historia impacta”, comenta. La investigación no fue fácil, habría que llegar a los familiares de los deudos, y claro, con el debido respeto que se merecen. La información de los medios de comunicación ayudó mucho: recortes periodísticos, reportajes, todo sirvió. Finalmente el resultado se logró y se estima las salas de cine luzcan repletas las próximas semanas. Se vienen fiestas patrias. “¡Hagamos respetar la casa!”, con esa frase se despide Dorian.

Un comentario en «#DosMásCon Dorian Fernández: Cementerio General asustó tanto que hasta me mentaron la madre»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 2 =