Compartir

dialogo bosques

Por: Luis Pacheco Quispe.

Más de un millón 500 mil hectáreas fueron deforestadas en la Amazonía peruana entre el 2001 y 2010. Así lo demuestran los estudios del mapa de la Amazonía Peruana 2014, elaborado por el Instituto del Bien Común. En el territorio de la Amazonía peruana existe un 23% de territorios indígenas y 20% de áreas naturales protegidas. Además, el 4% corresponden a áreas donde se superponen ambas categorías.

Andy White, economista forestal de la Universidad Estatal de Humboldt (Estados Unidos), sostiene que, ante tal situación, los gobiernos deben tener liderazgo y control. La autoridad debe estar presente y que un requisito muy importante es una coordinación de alto nivel.

Foto: Spacio Libre / Luis Pacheco
Foto: Spacio Libre / Luis Pacheco

“Las reglas deben estar claras por ambas partes: el gobierno y el sector privado (…) la confusión es normal, pero debe ser aplacada. Debe existir un reconocimiento para los pobladores”. El tema es referido a las empresas extractoras de recursos naturales en donde Perú aparece como uno de los países que sufrirá una pequeña desaceleración económica. Aunque las condiciones estructurales aún se mantienen (Informe Económico CEPAL 2014).

La adquisición de tierras se aceleró estos últimos años, creando una gran preocupación y debate a nivel internacional. Estudios globales muestran que, en la escalada de adquisiciones de tierras, se deja pasar por alto un factor muy importante: la tenencia de esta tierra. De ahí los constantes conflictos sociales y grandes riesgos de inversión (The Munden Project 2014)

Según Paul Little, antropólogo de la Universidad de Brasilia y consultor internacional: “En el crecimiento económico de cada país se deben considerar las garantías territoriales mediante una consulta previa, y también la autodeterminación de los pueblos que lo habitan. Para solucionar los conflictos debe haber un diálogo anterior. Negociar ambas partes porque todo es negociable”.

Foto: Spacio Libre / Luis Pacheco
Foto: Spacio Libre / Luis Pacheco

En la mesa denominada «XVI Diálogo sobre Bosques, Gobernanza y Cambio Climático – Inversiones, Comunidades y Cambio Climático: Riesgos y Oportunidades», se intercambiaron ideas sobre los derechos de tenencia de tierra de los habitantes, especialmente en Latinoamérica, y sobre la deforestación existente en tierras donde habitan comunidades indígenas.

La directora ejecutiva del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), Fabiola Muñoz, manifestó que “El gobierno también se plantea varias interrogantes sobre el tema: ¿Cómo generar oportunidades? ¿Qué inversiones queremos? El Estado ya se dio cuenta que el tema de las titulaciones es crítico…La idea es un programa de agricultura climática inteligente y para hablar en una mesa, primero hay que reconocernos como iguales y superponer los derechos de todos”.

Richard Smith, antropólogo y director ejecutivo del Instituto Bien Común, citó la frase de Beatriz Merino, Defensora del Pueblo en 2005, que sintetiza su pensar: El deber del Estado es defender los derechos de los ciudadanos. Frase usada luego de los desafortunados acontecimientos en Bagua (2009).

Se espera que la mesa de diálogo sirva para reforzar la Ley de Consulta Previa a los Pueblos Indígenas u Originarios, reconocida en el Convenio Nº 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y promulgada en setiembre de 2013. La idea de desarrollo no es la misma en todos los pueblos o realidades. Lo que para algunos es progreso no lo es necesariamente para otros. Hay que conversar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

trece + 19 =