Compartir
Foto: Internet
Foto: Internet

Lima, Perú (Spacio Libre).- Serán 148 proyectos que iniciarán entre 2013 y 2016. No solamente beneficiarían a los actuales 1 millón 300 mil limeños, sino a los 600 mil nuevos limeños que se estiman para los próximos 20 años.

Hay dos claves para comprender cómo se dará este abastecimiento masivo de agua. La primera es la recuperación del agua que se perdía en las conexiones clandestinas. Se ha reducido de 34% a 30,8% el porcentaje de pérdida por este tipo de conexiones. La segunda clave es la intención de aumentar la cantidad de agua tratada en la ciudad. Actualmente, solo se trata el 18% del agua residual de la región. Una cantidad insignificante. Este semana se comenzará con la primera etapa de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Taboada, que incrementará el porcentaje a 46%. En la segunda etapa (programada para mayo), será de 60%.

Es posible que el precio del agua eleve ligeramente su costo, aunque esto no sería un plan de Sedapal, ya que los gastos para ejecutar los proyectos vendrían de fuentes distintas a los bolsillos del usuario: mejoramiento de la caja de Sedapal, créditos con multilaterales, tesoro público y participación privada cuando lo amerite el caso.

Los ciudadanos esperan que este gobierno pueda solucionar los problemas de abastecimiento de agua que el gobierno de Alan García prometió resolver. Agua Para Todos falló a las zonas más pobres, aquellas que beben y lavan del camión cisterna. Eso explica algunas de las recientes declaraciones del presidente Ollanta Humala y también la indignación de los pobladores que viven en las fronteras de la ciudad.

Por: Leonardo Cárdenas / @epidemor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 − 9 =