Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tras las últimas declaraciones del premier Guido Bellido, sus ministros y hasta el presidente Castillo respecto al destino del gas de Camisea, la incertidumbre sobré cómo terminará este tema ha sido lo más destacado en los últimos días. Si se renegociará, se nacionalizará o el Estado expropiará la planta de Camisea. ¿Qué conlleva cada uno de estos escenarios?

En diálogo con Spacio Libre, el ingeniero y especialista en hidrocarburos Aurelio Ochoa Alencastre explicó qué significa cada uno de estos casos y qué se necesitaría para que sean viables.

Nacionalizar no es expropiar

Ochoa afirma que la nacionalización es cuando empresarios nacionales toman el control. Sigue estando en manos privadas y es totalmente distinto a una expropiación.

«Bellido ha usado una terminología más política. El presidente finalmente lo aclaró en un tweet bien redactado donde seguro han intervenido abogados. Hay la necesidad que el gas beneficie a la población, eso mueve al actual gobierno para que busque mejores beneficios para la gente», señala Ochoa.

De la misma forma, aclara que un proceso de nacionalización pasa obligatoriamente por el congreso y que la nacionalización no nos debe sorprender porque «estaba en el plan de gobierno».

Aurelio Ochoa: "Lo sucedido en Pichanaki solo demuestra falta de  prevención" - Rumbo Minero
Ochoa aclaró el panorama de lo que significa cada escenario en el tema Camisea.

«Es necesaria una renegociación»

En cuanto a una renegociación en el contrato de Camisea, indicó que se debe renegociar la valorización del gas exportado a un mejor precio que genere mejores utilidades para el país y regalías para las arcas del Estado.

«No podemos estar exportando el 50% de lo producido en Camisea a precios que no son los mismos para el mercado nacional. Camisea produce el 80% del GLP que usamos en el país, el 20% es importado y aún así se paga lo que cuesta en el mercado internacional. Lamentablemente por lo que se produce en el país también se paga el precio internacional«.

Finalmente, aclaró que está pendiente el tema de las regalías. «En el 2016, diversos candidatos plantearon el tema de la renegociación. Empezó Barnechea y varios le siguieron, pero ninguno de los presidentes del 2016 al 2021 hicieron nada en esa propuesta», puntualizó.

La renegociación y la protección constitucional

Sobre la renegociación del contrato, el economista Humberto Campodónico señala que sí es viable y no es un tema que deba generar temor.

«Ya en el 2006, en el gobierno de Alan García hubo una renegociación planteada por la misma empresa. No hay problema en sentarse a renegociar. Hay que ver cuáles son los parámetros, los acuerdos a los que se llega«, precisó.

En diálogo con Spacio Libre, Campodónico manifiesta que si el gobierno llama a la empresa a negociar, ésta puede ir y plantear sus términos.

Además recordó que existe un escenario constitucional que plantea las etapas de un proceso de nacionalización.

«Revisa lo que dice el artículo 70 de la Constitución sobre el derecho a la propiedad privada y cómo se plantea un escenario de la intervención del Estado. Hay etapas que no pueden saltarse. Y todo pasa por una ley del Congreso», precisa.

Economista Humberto Campodónico menciona la protección constitucional que tienen las empresas / Foto: Agencia Andina

En efecto, el artículo mencionado de la Carta Magna establece que «nadie puede privarse de su propiedad sino, exclusivamente, por causa de seguridad nacional o necesidad pública, declarada por ley, y previo pago en efectivo de indemnización justipreciada que incluya compensación por el eventual perjuicio».

Es decir, para proceder a una nacionalización por necesidad pública, como lo señaló Bellido en su polémico tuit, primero debe promulgarse una ley que lo autorice y luego tasar el costo de la empresa para establecer un pago indemnizatorio. En síntesis, el lonche no será gratis.

Además, cabe preguntarse si el gobierno cuenta con los votos necesarios para siquiera intentar aprobar una ley sobre este tema. Es un proceso que se peleará ahí, si es que una mesa de negociación entre el gobierno y la empresa no prospera.

Negociación que ya empezó esta mañana, de acuerdo a lo que informó PCM en el chat de prensa, tal como lo menciona Enrique Patriau en su cuenta de Twitter.

Con la colaboración de Francisco Pérez García.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =