Compartir
Foto: Estefanía Champa.
El Fiscal Carlos Ramos y la directora de DEMUS Jeannette Llaja / Foto: Estefanía Champa.

Por Jorge Weston / @jorgemweston

El Estudio para la Defensa de los Derechos la Mujer (DEMUS) y la Academia de la Magistratura (AMAG) realizaron  el seminario internacional  «Género y Violencia Sexual en el Nuevo Código Procesal Penal” para capacitar  a  magistrados para que realicen una mejor labor a favor de las víctimas de la violencia sexual.

La presentación fue realizada por el Fiscal Supremo Titular de la República y representante del Ministerio Público ante el Consejo Directivo de la AMAG, Carlos Ramos Heredia y la Directora de DEMUS,  Jeannette Llaja. Los ponentes nacionales e internacionales tocaron el tema de jurisprudencia en diferentes casos de distintos países, en los cuáles, de forma correcta, se aplicaron  como pruebas y otros en los que archivaron y dieron espalda a las víctimas con excusas. Expusieron casos  como el del campo algodonero, Ortega,  Rosendo Cantú, entre otros.

El objetivo del seminario, el cual es una estrategia de DEMUS para combatir la violencia sexual,  es fortalecer el sistema de justicia para que  dé una mejor respuestas a las víctimas y, como indicó Llaja a quién escribe, «cuestionar los estereotipos que genera la violencia sexual, ya que  fuera de justicia y reparación que la mujer debe obtener, si un caso queda impune el mensaje social que se da es que eso (atentar contra los Derechos Humanos de las mujeres) estuvo bien o no tiene sanción y, por lo tanto, hasta puede promover más casos de violencia sexual, y, viceversa si la respuesta del Sistema de Justicia es de sanción, de rechazo, se da un mensaje social que está mal”.

Además, esta iniciativa de DEMUS de capacitar magistrados busca que se incorpore el enfoque de género en la investigación y resolución de casos (como lo indica la quinta medida que ha presentado la campaña #Unhombrenoviola).

Foto: Estefanía Champa.
Julieta Di Corleta, docente de la Universidad de Buenos Aires / Foto: Estefanía Champa.

En conversación con Spacio Libre, la docente de la universidad de Buenos Aires, Julieta Di Corleto, explicó que “se debería valor más los testimonios de las víctimas (…) Si es un testimonio preponderante o no relevante para elaborar un caso, los estándares internacionales –por ejemplo- muestras las dos miradas: el testimonio de la víctima es IMPORTANTE y el testimonio de la víctima no hace al caso.  Estás dos miradas son importantes. A parte que las mujeres que van a declarar deben sentir un apoyo del Estado”, pues como se conoce los casos de violaciones sexuales se realizan –casi siempre- – sin testigos, entonces no hay pruebas concreta para tomar en cuenta.

Nos informó, también, cómo se viene trabajando en Argentina (su país) estos temas: “La ley de protección Integral del año 2009 trae una buena definición de lo que es revictimización (en Argentina)”, lo que significa para la mujer declarar reiteradamente el hecho, realizarse exámenes médicos que pueden ser innecesarios”.  Está es una buena estrategia, pensar en lo que no sebe hacer con las víctimas, para que éstas puedan usarlas como herramientas y  acudan a la justicia.

“En Argentina el MP de la defensa contribuye  por primera vez en capacitaciones obligatorias en género para sus funcionarios y magistrados y realiza investigaciones y publicaciones para difundir estos problemas”, finalizó Di Corleto.

Foto: Estefanía Champa
Seminario de Género y Violencia Sexual y campaña Un hombre no viola / Foto: Estefanía Champa

Cabe resaltar, que, en las inmediaciones de la AMAG se presentó una muestra de carteles de la campaña un #hombrenoviola , la cual ha presentado hace pocos días cinco medidas para garantizar el derecho de acceso a la justicia a las víctimas de las violencia sexual.

Desde mi ‘trinchera’ saludo y apoyo la campaña que viene realizando DEMUS a favor de los Derechos Humanos de las mujeres.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × dos =