Compartir

Con un bajo porcentaje de inasistencia, un sector de colombianos decidió decirle «No» al acuerdo de paz negociado por el gobierno de Juan Manuel Santos, con las guerrillas de las FARC. Las reacciones y los posibles escenarios en esta nota.

Por: Luis Pacheco Quispe
@LuisPachecoQ

(Foto de portada: Univisión)

A la pregunta: “¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”, 6 millones 431 mil 376 colombianos dijeron ‘NO’ (50,21%) frente a los 6 millones 377 mil 482 que dijeron ‘SÍ’ (49,78%). Como se ve, el margen fue ajustado (Más de 53 mil votos de diferencia). Se debe añadir que solo participó del plebiscito el 37,43% de la población, o sea, más del 60% no asistió.

Para Amnistía Internacional el rechazo al acuerdo de paz representa una oportunidad perdida para que el país se mueva finalmente fuera de su trágica guerra de cincuenta años de duración. Para algunos analistas colombianos, este resultado abre una puerta a la incertidumbre debido a que, durante las negociaciones, no se estableció un plan alternativo para alcanzar la paz.

Colombia la sufre (foto: Noroeste)
Colombia la sufre (foto: Noroeste)

SANTOS SE PRONUNCIÓ

En un mensaje televisado para todos sus conciudadanos, el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, dijo: “El cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo, sigue vigente y seguirá vigente”, tras reconocer la victoria del ‘NO’. Por su parte, el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño – alias «Timochenko» – dijo al saber los resultados del plebiscito: “Las FARC mantienen su voluntad de paz y reiteran su disposición de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro…la paz triunfará”.

Según algunos medios colombianos, los que optaron por el ‘NO’ son parte de la ciudadanía que consideran demasiadas concesiones para los guerrilleros en el acuerdo; permitir que las penas de cárcel se conviertan en trabajos comunitarios para los que confiesen sus crímenes y que se garanticen diez curules para las FARC en el próximo Congreso colombiano (2018 – 2022). Cabe resaltar la participación del expresidente colombiano, Álvaro Uribe, liderando la campaña del ‘NO’.

La paz no es bienvenida (Ilustración: Vladdo)
La paz no es bienvenida (Ilustración: Vladdo)

HABLAN LOS ANALISTAS PERUANOS

En conversación con César Arias Quincot, analista internacional, lo sucedido en Colombia obedece a una apatía por la política. “Todos quieren la paz, ahora deberán replantear los términos del acuerdo”, dijo. Y sobre las concesiones hacia los guerrilleros, manifestó que nadie hace un acuerdo de paz para terminar en la cárcel.

Por su parte, Carlos Tapia, analista político, dijo para Spacio Libre que ve con optimismo el futuro de la política colombiana: “Llegarán al acuerdo de paz al final. Es un traspié, el corto margen lo demuestra”, manifestó.

ES IMPORTANTE RECORDAR QUE…

Si ganaba el ‘SÍ’, ratificando la voluntad popular al acuerdo de paz, las FARC habrían entregado las armas en los próximos tres meses, en un proceso bajo la supervisión de un ente internacional y respaldado por Naciones Unidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − trece =